INICIO > LAS LEYES DE LA FÍSICA


El siguiente estudio podría llegar a ser un disparate. Prevengo al lector por errores o fantasías posibles.

Diferenciaremos las Leyes de los Principios. Habrá una única característica que los determine: que las primeras no son inerciales.

Dicho de otra manera, se observa que los cánones (ousías, "esencias" o sustancias primeras de Aristóteles que se relacionan) de la Física de la Naturaleza al ser expresados no poseen polos, no poseen inercia. Son sistemas causalísticos donde los efectos siguen en todo tiempo a sus causas sin importar la velocidad de cambio que determinen.


Como he observado que las distintas ramas de la Física pueden ser llevadas a una analogía electrotécnica, me basaré en esta última para analizar y sacar conclusiones.

Podemos, entre tantas y suponiendo que el lector se encontrará familiarizado con las mismas, expresar las siguientes Leyes a modo de ejemplos:

V  =  N d / dt    Ley de Faraday (aquí la V inducida sigue al en cualquier velocidad o frecuencia)    V(s)  =  s . N (s)
H  =  d
I / dl    Ley de Amper (ídem H a la I)     H(s)  =  s . I(s)
etc.

diferenciándose de las demás que son Principios porque que sí poseen polos o inercia donde sus efectos tardan en responder  a sus causas. Tenemos los caso siguientes

P  = a + b.v2     Principio de Bernoulli (aquí la v impuesta demorará en seguir a la P)
T  =  a P    Principio de Gay-Lussac (ídem entre la T y la P)
etc.

Estas sustancias primeras se siguen instantáneamente unas a otras por un solo motivo, a saber, porque son una y la misma cosa. Sólo cambia en ellas una diferenciación otorgada por su género o especie. Ocurre que para percibirlas usamos distintas funcionalidades orgánicas del cuerpo o bien instrumentación de acceso indirecto, y creemos que son cosas (ousías o causas primeras) diferentes. Sólo luego de percibirlas han sido degradadas, diferenciadas a sustancias segundas o géneros. Tantas veces debemos recurrir al uso de diferentes sensores para poder homogeneizarnos y percibir una ousía como si fuese un género que le compite, cuando en realidad no lo es.

En suma, las Leyes contemplan sustancias primeras que son las mismas pero diferenciadas en su género (sustancias segundas) y cuantidad.

Creo que es el momento oportuno para citar las observaciones del ingenuo y genio de Aristóteles:

"No es posible ni que el ser ni que el uno sean un género único de los seres, pues, por un lado, las diferencias de cada género necesariamente son y cada una es una; por otro lado, es imposible que las especies del género o que el género, aparte de sus especies, se prediquen de las diferencias mismas, de suerte que si el uno o el ser fueran un género, ninguna diferencia sería un ser ni sería una. Sin embargo, si entonces el ser y el uno no son géneros, tampoco serían principios si los géneros fueran principios." (METAFÍSICA III 3 998b 22–28)

que, según puede interpretarse, nos dice sencillamente que la ousía (aquí como "el uno" o "el ser" de la Ontología) no es un género y para que entre ellas exista una igualdad deben ser iguales a sus semejantes y diferenciarse de los desiguales. Esta aparente ingenuidad contiene el meollo.

Tenemos por consideración el esfuerzo en vano de los físicos del mundo al pretender unificar con alguna ecuación los campos electromagnéticos con el gravitatorio. Éstos a la TGU (Teoría de la Gran Unificación) no lo lograrán si, como parece, son ousías diferentes. Es una "carrera perdida desde el «vamos»...". No pueden ubicarse en una fórmula sin, al menos, inercia de por medio. No son sustancias iguales.

También observamos que cuando dos géneros temporales —o sea ondas enmarcadas en pequeños espacios con respecto a sus longitudes de onda— se multiplican (correlacionan) generan una energía. Podemos ver los ejemplos

F  =  I B    Ley de Biot-Savart (aquí la fuerza, proporcional a la corriente y al campo magnético, es proporcional al trabajo mecánico o energía)
W  =  E H    Ley del vector de Poynting (ídem)
etc.


y nos permitirá deducir cuestiones interesantes, como por ejemplo

F  =  m a    Ley segunda de Newton (aquí como la fuerza es proporcional al trabajo mecánico, la masa molecular y su aceleración son por tanto ambos géneros temporales. Debe tenerse en cuenta que si bien la masa molecular no depende de la ubicación terrestre donde se encuentre, puesto que es la misma en cualquier latitud dependiendo del número de moléculas que contiene, sí en cambio dependerá de si se la considera como masa relativista)
F  =  a m1 m2    Ley de gravedad (ídem)
etc.

Eugenio
30/10/17 al 31/10/17
Mar del Plata, Argentina
   
  
WebMdP  -  Visualización con Pantalla en 1024 píxeles y Fuente en tamaño Mediano