INICIO > LAS PIEDRAS GRABADAS (PETROGLIFOS O GLIPTOLITOS) DE ICA, PERÚ

Van a hacer cuarenta años que el Dr. en medicina Javier Cabrera Darquea publica su libro: "Cabrera Darquea, Javier: El mensaje de las piedras grabadas de Ica - Ed. Inti Sol Editores y Distribuidores S. A., Jr. Emilio Fernández 604 Santa Beatriz, Tel.: 247040, Lima Perú, 1976" donde desarrolla un estudio sobre los grupos de piedras talladas (que denominó "gliptolitos" y supuso de una civilización pre-preinca) que juntó oportunamente de la zona de Ocucaje (GoogleMap: -14.35619,-75.676931) y que se encuentran hoy en día expuestas en un museo en la ciudad de Ica, Perú. Vea en este link a su persona en sus últimos años y su familia en la década de los sesenta.


Puede verse un video de sus exposiciones en Youtube en el link: ver video, o bien su conferencia: video 1/5, 2/5, 3/5, 4/5 y 5/5.

De un total aproximado de 40.000 a 60.000 piedras halladas en total y dispersas en el mundo, la colección posee tal vez unas 20.000.
  
Críticas detractoras que las consideran un fraude

El investigador español Vicente París, tras cuatro años de investigaciones, dice que ofreció en 1998 las evidencias que demostraron que las piedras son realmente un fraude. Entre las pruebas presentadas por este investigador se encuentran microfotografías de las piedras que muestran restos de pinturas actuales, así como el uso de papel de lija.

Otros análisis que apoyarían la existencia del fraude, y es que entre los grabados que muestran estas piedras, las imágenes de dinosaurios solo representan a los animales más conocidos y populares en la época que fueron dadas a conocer (triceratops, tiranosaurio, brontosaurio, styracosaurus, estegosaurio y el pteranodon (el más conocido representante de los pterosaurios), y se comete el error de juntar dinosaurios de diferentes periodos geológicos y lugares de la tierra; además de errores anatómicos y fisiologicos en estos animales. Por ejemplo, algunas de estas piedras representan escenas en las que humanos practican cesáreas a dinosaurios y otros reptiles, siendo que éstos son ovíparos, o se muestran dinosaurios sauropodomorfos atacando y devorando a seres humanos, siendo que éstos son herbívoros. Otros argumentos en contra de estas piedras exponen la incongruencia entre la tecnología representada en las piedras y la calidad técnica de las mismas, suponiendo que ambas provienen de una misma cultura.


Al ser rocas y no contener ningún material orgánico, no se les puede aplicar la datación por carbono 14. Además, los lugares donde supuestamente se hallaron no han sido revelados, con lo que tampoco es posible averiguar su edad basándose en su estrato geológico. (...) La única forma de datar la antigüedad de los grabados sería por comparación con los estratos donde se encontraron (midiendo la capa de sedimentos encima se puede saber el tiempo que llevan en ese lugar), o por medición de su alteración natural por el paso del tiempo, aunque esta forma de datación es menos precisa. Neil Steede, un arqueólogo que investigó las piedras de Ica (dice que) no encontró ninguna capa de corrosión química sobre los grabados, por lo que infiere que los grabados eran recientes.

Aparentemente la aparición masiva de las piedras en el mercado iqueño está relacionada con la desviación del rio Ica de 1960. Un reportaje titulado “El enigma de las piedras”, aparecido en el periódico “La Prensa” en 1975, nos cuenta lo sucedido: “Se comenzaron a encontrar piedras, de forma masiva, hace unos 15 años (alrededor de 1960), cuando una especie de desviación del río Ica hizo afluir sus aguas sobre las tierras vírgenes de la zona del Ocucaje. Se hallaron entonces
grandes cantidades de piedras grabadas. Seguidamente, los huaqueros (saqueadores de tumbas, buscadores de tesoros) abundaron para negociarlas, y más recientemente, falsificaron algunas. Estos últimos son los responsables de la confusión y la incertidumbre”.


Veamos un fragmento de los cálculos realizados por el investigador Jose Antonio Caravaca: “En total entre los años 1961 y 2010, según nuestras apreciaciones, se elaboraron 60.000 piedras (49 años). De esa cifra unos 20.000 ejemplares (2.000 + 11.000 + 7.000) fueron perpetrados entre los años clave del museo 1961-1973, número a tener en cuenta ya que según todos los simpatizantes del Dr. Cabrera dicha cifra no podría haber sido realizada por los huaqueros del Ocucaje. Si calculamos el número aproximado de piedras que pudieron grabarse, de media anualmente durante esas fechas (1961-1973), obtendremos unas 1.666 rocas, entre 4 y 5 piedras diarias en 12 años. Curiosamente una cantidad que habíamos previsto previamente como numero más que razonable de rocas que pueden realizarse en ese plazo de tiempo por una sola y única persona, aunque puede aumentarse sin problemas.”


A finales de los setenta el programa de la BBC “The Case of the Ancient Astronauts” realizó un reportaje sobre la colección del Dr. Cabrera. La producción del programa consiguió que Cabrera les facilitara una piedra para realizar estudios sobre su posible antigüedad. Los análisis fueron realizados por el Instituto de Ciencias Geológicas de Londres. El resultado concluye:

Los bordes de los grabados son rectos y relativamente limpios, lo que es prácticamente imposible que se presente en piedras que han estado enterradas o expuestas al medio ambiente durante miles de años, como se nos quiere hacer creer… se analizó la capa superficial de las piedras encontrando que fueron trabajadas después de que esta capa se formó por intemperismo, es decir, los grabados son modernos.”

Como comentario aquí no debe dejarse pasar por alto que algunas de las piedras se encontraron con un paño cobertor que las protegía; ver link.

Las piedras que J.J. Beniítez desenterró junto a Basilio Uchuya en el 2002 también fueron enviadas a varios laboratorios para tratar de determinar su antigüedad. Los estudios determinaron que la pátina que cubría las piedras era una materia orgánica que podía ser betún o el asfalto. Los análisis también indicaron que luego de remover esta sustancia de la superficie de la piedra, se podía apreciar que el color natural de la roca era el marrón.

En la lectura del libro de Cabrera, yo observo y si se me permite la crítica a tan ilustre señor que ha forjado con esmero y profesionalidad su historia, que no menos de las veces se encuentra en sus apreciaciones muchas especulaciones; esto es, que su sentido común se balancea permanentemente entre lo sensato y lo ridículo obsesivo. Así, lamentablemente, sus suposiciones no son confiables apodícticamente en sus conclusiones y, por tanto; son sólo conjeturas informativas.
   
Defensa > Pruebas de la veracidad y antigüedad de las piedras

Si bien algunas que estimemos el peor caso de  centenas o miles han sido creadas por obra de artesanos del lugar, esto no quita para nada la autenticidad del resto, aunque sea una sola, y menos aún para los miles existentes que sí son genuinas. Se comprenderá que es imposible que una o varias personas hayan fabricado esta colección porque el tiempo que deberían haber usado para esto sería mayor que las que apropia su propia existencia.
Con respecto a algunas de las críticas que se han visto en Wikipedia, se responde que los "errores" que se han apreciado son, precisamente, los "aportes" nuevos que estos estudios presentan. Cosa por lo cual se desestiman dichas apreciaciones. En suma: si se quiere mostrar algo nuevo, esto obviamente nnca puede ser viejo.
El aumento de atención sobre estas piedras grabadas llevó a las autoridades del Perú a detener a Basilio Uchuya (ya fallecido). Según la ley peruana, es ilegal vender descubrimientos arqueológicos. Vea en este link a Basilio Uchuya mostrando las láminas que utilizó como referencia para hacer los dibujos de los dinosaurios que aparecen en las piedras. Basilio negó entonces que las hubiera encontrado y reconoció que eran falsificaciones que él y su mujer Irma de Acarpana habían creado. Puede ver el siguiente video que lo entrevista y confirma: ver video. Así, no fue castigado, y siguió vendiendo las piedras a los turistas como baratijas; aunque se retractó más adelante durante una entrevista posterior con un periodista alemán. Esta persona (huaquero para muchos) podría haber hecho, en toda su vida, unas 10.000; pero éstas no se acercan en número de las 40.000 que se han catalogado hasta ahora. Sin embargo, Basilio para falsificar las piedras, no era el único proveedor, y tampoco todas las piedras muestran los anacronismos que las hacen tan discutibles.
El principal problema de los estudios realizados a las piedras radica en que estas no se pueden someter a la prueba del carbono catorce porque son inorgánicas y no poseen estructuras atómicas de carbono.

Cabrera hizo oportunamente realizar dos estudios sobre las mismas para averiguar la autenticidad y antigüedad. En Julio de 1967 se encargó la tarea de investigación a Eric Wolf, un ingeniero de minas amigo de Cabrera y vicepresidente de la Compañía Minera Mauricio Hochshild con sede en Lima, que dice:

"Se trata indudablemente de piedra natural y redondeada por el transporte fluvial (cantos rodados). Petrológicamente las clasificaría como andesitas. Las andesitas son rocas cuyos componentes han sido afectados mecánicamente a causa de altas presiones con simultánea transformación química. En nuestro caso quedan patentes los efectos de una intensa sericitación (transformación del feldespato en sericita). Este proceso ha incrementado la compacidad y el peso específico,
creando por otra parte la suavidad que los antiguos artistas sabían apreciar en la ejecución de sus obras. Trataré de confirmas esta opinión preliminar por medio de un examen más minucioso en los laboratorios de la Universidad de Ingeniería y de la Universidad de Bonn, Alemania. Por lo demás, cabe mencionar que las piedras están envueltas por una fina pátina de oxidación natural que cubre por igual las incisiones de los grabados, circunstancia que permite deducir su antigüedad. No he podido observar ningún desgaste notable o irregular en las aristas de las incisiones por lo que cabe la suposición de que han sido realizadas no mucho antes de depositar los ejemplares en las necrópolis o lugares donde ahora son encontradas. Lima, 8 de junio de 1967. Eric Wolf
"


Digamos que en forma casi paralela a Cabrera el Arq. Santiago Agurto Calvo publicó de su otra colección personal un artículo de prensa en el Comercio titulado “Las piedras mágicas del Ocucaje” (1966), donde detallaba un informe encargado a la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Ingeniería y elaborado por Fernando de las Casas y César Sotillo. Este decía:

“Todas las piedras son andesitas fuertemente carbonizadas, a pesar de que por su coloración y textura externa parecen ser, entre sí, de distinta naturaleza. Las piedras proceden de capas de flujos volcánicos correspondientes a series del mesozoico característico de la zona. La acción del intemperismo ha atacado la superficie de las piedras, cambiando los feldespatos en arcilla, debilitando por tanto su grado de dureza externa y formando una especie de cáscara que rodea la
parte interior. La dureza exterior corresponde en promedio al grado 3 de la escala de Mohns, llegando a ser hasta de 4 y medio grados en la parte interna no atacada por el intemperismo. Las piedras pueden ser trabajadas prácticamente con cualquier material duro como huesos, conchas, obsidiana, etc., y, naturalmente, con cualquier instrumento metálico prehispánico”

Un segundo exámen más minucioso para Cabrera de sus piedras se hizo en una Universidad de Bonn de Ingeniería alemana, que llega en enero de 1969, y decía que efectivamente se confirmaban los estudios precedentes y las piedras y sus incisiones están cubiertas por una capa de oxidación y por lo tanto no son actuales. Este resultado del estudio fue firmado por el profesor Trimborn y es resumido por el mismo Cabrera en su libro:

Las piedras grabadas eran andesitas y estaban cubiertas por una pátina de oxidación natural que cubría las incisiones de los grabados, lo que permitía deducir que eran antiguas. Se añadía que esta película no bastaba para precisar el tiempo de antigüedad, pero que para ello debían emplearse los métodos comparativos que ofrece la Estratigrafía y la Paleontología”.

Luego, en 1976, el científico de la NASA, Joseph Blumrich contactó a Cabrera para realizar un análisis a las piedras. El resultado del estudio, que consistió en observar las piedras a través de un microscopio, señaló que algunas piedras tenían una pátina en las limaduras lo que indicaba que no eran recientes. Lo que ni Wolf ni Blumrich sabían era que las piedras eran sometidas a un proceso de envejecimiento artificial por quemado. Como declaró Irma de Acarpana al periodista Vicente
Paris a las piedras ya grabadas se les embadurnaba con excremento de burro, se les echaba combustible y se las quemaba por varias horas.


Cabe destacar aquí las prudentes observaciones de Erich von Däniken. Observa que muchos petroglifos son más pesados que los que comúnmente se encuentran en la orilla de los lechos fluviales y marinos; que hay surcos marcados en verdadero ángulo recto muy difícil de realizar con herramientas rudimentarias; que estos surcos poseen por encima la capa de óxido que destaca la antigüedad de las piedras; que según el estudio del ingeniero Fernando de las Casas y por César Sotillo ambos de la Facultad de Minas que son de la era mesozoica (entre 65 a 250 millones de años).

En su libro Cabrera se está valiendo de elementos de un paradigma de conocimiento; nos dice (pág. 82):

"He logrado distinguir tres tipos de símbolos. uno de ellos se caracteriza porque su significado está dado por lo que a simple vista representa la figura. (...) El otro tipo de símbolo consiste en una figura cuyo significado no es el que a simple vista representa la figura, sino algo que le trascende; (...). Otro tipo de símbolo es aquel en el que la figura no identifica nada a simple vista, (...)."

Entre las cosas a destacar en este libro de Cabrera, sin dejar de destacar su ardua labor y mejor buena intencionalidad, cabe mencionar lo que ha escrito por ejemplo en su página 82, siendo este contenido un pequeño reflejo de muchísimas otras apreciacione similares en otros lugares como para no decir en lo que
resta del libro en temas afines. Podemos ver aquí las conclusiones que hace de las imágenes y cómo las interpreta. A mi humilde criterio y si se me permite, tal vez mi persona diferenciada de la del doctor por los años de estas últimas décadas y los aportes adultos que nos ha forjado la comunidad en su totalidad, se puede
observar en sus desarrollos la simplesa e inocencia con que conjetura dicha semiótica. Casi de una manera infantil y no menos desatinada, pretende interpretar estas imágenes y sus partes con una mirada subjetiva y para nada adulta y menos digna todavía con mínimo rigor académico. Es, lamentable y lastimosamente, algo risible sus conclusiones.

Sus eslabones permiten en él armar un cierto esquema, real y concreto. Para mi, que tengo mis propias piezas, el paradigma no es exactamente el de Cabrera y no me lleva por tanto al mismo resultado. Yo encuentro gran cantidad de piedras grabadas que serían, a mi entender, un fraude; y no sólo fraude, sino muchas piezas me son burlonas, propias de un hazmerreír malintencionado. Pero sí reconozco que hay otras, muy pocas por cierto, que son dignas de estudio ya que no parecen ser realizadas por idiotas.
  
Animales prehistóricos
    
Jurásico
199,6-145,5 MegaAños
Egalosaurus, Estegosaurus, Rchaeopteryx, ¿Diplodocus?, Arosaurus, Estegosaurus y Michelinoceras, Titanosaurus y Michelinoceras
 
Cretásico
145-65,5 MegaAños
Triceratop-Ampelosaurus, Sinocalliopteryx y Confuciusornis, Baryonyx,
Pelecanimimus, Hadrosaurus, Baryonyx, Saurolophus, Protoceratops,
Styracosaurus
 
Coexistencia de diferentes especies
 
Hombre matando o cazando
 
Navegante espacial con largavista cerca de un dinosaurio
    
El soplo de un gas paraliza la mitad delantera de un dinosaurio, mientras la punción del ganglio pélvico le paraliza el resto del cuerpo
 
Paralización de la mitad posterior de un dinosaurio mediante la punción del ganglio pélvico y paralización de la mitad delantera mediante tal vez descarga eléctrica
 
Un hombre se dispone a matar al dinosaurio luego de haberlo paralizado
 
Dinosaurios cazando a humanos
 
Humanos cazando o matando dinosaurios
    
Aparente dominación o domesticación de dinosaurio
 
Dinosaurio macho
 
Grupo de piedras que muestran la posible metamorfosis de un Trilobite (tipo de agnato)
 
Dinosaurio marsupial
 
Dinosaurios teniendo relaciones sexuales
  
Animales "actuales"
    
Aparente dominación o domesticación de un pez
 
Serpientes
 
 
 
  
Humanoides

Aparentemente se muestran dos tipos de humanos: unos superiores que visten hojas a modo de sombrero que son reflexivos y dominantes, y otros segundos dominados sin cabellos y con manos y dedo pulgar oponible que les permitiría hacer las tareas duras y por ello se los llama tecnólogos.
    
Relaciones sexuales, fellatio y homosexualidad
 
Maternidad
 
 
 
  
Élite dominante reflexiva
    
Dominación y ataques
 
Ceremonias y rituales
 
Luchas y matanzas entre la misma élite
 
El hombre gliptolítico superior
 
  
Intervención y operaciones de órganos de animales
    
Tal vez una cesárea de dinosuario
 
Cesárea con mellizos: bebé humano y bebé reptiliano
 
 
 
  
Órganos humanos
    
Riñones
 
Corazón
 
 
 
  
Intervención, operaciones y trasplantes de órganos humanos

    
Manipulación cardíaca
 
Posible extirpación de cáncer de mama
 
Intervención pulmonar
 
Hepática
 
Intervención cerebral y su extracción
    
Extracción renal
 
Extracción cardíaca
 
Materiales quirúrgicos utilizados
 
Intervención del aparato digestivo
 
Partos y cesáreas
    
Intervención ocular
 
Administración de suero quirúrgico
 
Secuencia quirúrgica de un trasplante cerebral
 
Secuencia quirúrgica de una transfusión de sangre
 
  
Sobre la función suprarrenal (p. 179)

"Para evitar el rechazo del órgano trasplantado, la medicina gliptolítica recurrió también a otra modalidad: el trasplante previo del riñón con su correspondiente glándula suprarrenal, pertteneciente al donante del órgano que se iba a trasplantar. Pero a juzgar por lo que informan los gliptolitos, esta modalidad se empeaba cuando lo que se iba a trasplantar eran los hemisferios cerebrales y también cuando se iban a trasplantar códigos cognoscitivos. (...)" pp. 170-171
Tengamos en cuenta lo que nos dice una página de internet respecto de la función de las gándulas: "¿Qué función tienen las glándulas suprarrenales? Estas glándulas endocrinas producen más de tres docenas de hormonas (...) ayudar a lidiar con las tensiones de la vida actual (...)."
 
Sobre la función de la sangre de la mujer enbarazada

El rechazo del órgano superado por la transfusión de sangre de mujer embarazada sería tal vez un descubrimiento de médicos de Liverpool recién publicado en 1980.
Cabe destacar que una persona con el nombre de Germiniano F. González Diez posee un libro en Google que dice: "(...) En algunos laboratorios europeos ya se han realizado trasplantes de órganos de animales usando sangre de embras embarazadas y parece que con éxito. Experimentos que empezaron en el año 1980." - "Una Biblioteca Litica" --Germiniano F. González Diez, cap. V, p. 114
En cuanto a la "Inmunología de la reproducción" nos dice Wikipedia: "Las hormonas producidas por la madre durante el embarazo, como los corticoesteroides, los estrógenos, la progesterona y la gonadotropina coriónica, pueden jugar un papel importante en cuanto a la depresión de la respuesta inmune por parte de la madre. Es sabido que los esteroides tienen efecto inmunosupresor, debido al cual se emplean en el tratamiento de enfermedades autoinmunes y en los pacientes a los cuales se les hace un trasplante de órganos."
Trasplante de corazón > Figs. del libro: 38, 39, 40, 48, 49, 50, 51, 53, 54, 55, 56 y 57, donde la Fig. 54 muestra al corazón mentenido por sangre de mujer embarazada como "hormona antirrechazo previo al trasplante" (p. 169). Pido disculpas por la mala calidad de las imágenes; estas son tomadas del libro.

Modalidades para anestesiar

Por cupuntura Fig.del libro: 36, y por gas Fig. 37

Transfusión de sangre

Fig.del libro: 38, y por gas Fig. 39

Trasplantes cerebrales

Trasplantes de cógigos cognoscitivos (conocimientos) y genéticos (funcionalidades intelectuales). Sobre el trasplante de códigos cognoscitivos > implantación artificial en las p. 264 y Fig. del libro 85A; sobre el trasplante natural en las p. 179 y Figs. (respetar la secuencia) 44, 45, 42A, 42B, 42C, 43 y 46A.
También con respecto a esto añade Cabrera: "(...) la regeneración de la fibra nerviosa (axón) y el restablecimiento de la transmisión del impulso nervioso. El
experimento fue realizado por cinco investigadores de la Universidad de Michigan, EE.UU., un grupo integrado por Earl R. Feringa, Gary G. Gurden, William Strodel, William Chandler y James Knake (1975)
". p. 175

Si bien, obviamente por el tema aquí tratado y como bien lo explicara Cabrera,  esta civilización debería por tanto no tener un concepto de familia (los trasplantes podrían acontecer entre padres, hijos, diferentes sexos, etc.); cabe notar aquí que se le agrega a esto el hecho de que en las representaciones no se distinguen las gametas, verificando con ello esta teoría donde no se distinguen entonces las diferencias de género (p. 192).
  
La metamorfosis larvaria (anfibios) de supuestos ovíparos (reptiles)

Nos dice Cabrera en su libro:

"(...) encontré una sucesión de figuras dispuestas en todo el contorno y que concluía en la figura de dos dinosaurios adultos junto a otro muy pequeño, a los que identifiqué como pertenecientes a la especie estegosaurio. Indudablemente se trataba del macho, la hembra y su cría. Las otras figuras sucesivas partían de una forma larvaria que recordaba a la larva o renacuajo de los anfibios, continuaba en una figura semejante pero con dos patas y concluía en una forma muy pequeña de reptil con cuartro patas. Esta sucesión de figuras revela así un fenómeno biológico conocido: la metamorfosis. Este hallazgo era sorprendente porque los estudios paleontológicos afirmaban que los dinosaurios se reproducían en igual forma que los reptiles actuales, es decir, nacían del huevo completamente formados. Bien se sabe que la metamorfosis es propia de los anfibios y que éstos, a diferencia de los reptiles, no nacen completos al salir del huevo, sino que luego tienen que pasar por una sucesión de cambios en su organismo, (...)."

y en otra parte (p. 111):

"Esto revela que el hombre coexistió con el dinosaurio (estegosaurio), que este animal no nacía completo del huevo --a diferencia de lo que afirma la Paleontología-- (...)."
    
Secuencia de la metamorfosis de un supuesto Estegosaurio
 
Parto mamífero de un dinosaurio
 
Dinosaurio ovíparo
 
 
  
La secuencia evolutiva ovípara (aves) de supuestos mamíferos

Nos dice Cabrera:

"Seis piedras grabadas de una serie de 48 (...) contienen la representación del ciclo reproductivo del megaquiróptero ("murciélago gigante"), animal que existió hace 63 millones de años. Estas piedras informan que el megaquiróptero no se reproducía como los mamíferos -como afirma la Paleontología- sino como el ave."
    
Secuencia de la evolución de un supuesto Megaquiróptero (con cola)
 
 
 
 
  
Semejanzas con las imágenes de la llanura Nazca
    
Simios que se asemejan a una de las figuras de Nazca
 
Detalle de imágenes toroidales semejantes a las de Nazca
 
Aparente araña que se asemeja a una de las figuras de Nazca
 
 
  
Posible conformación de continentes

Posibilidad terrestre
    
Posible formación de los continentes
 
Mayor detalle de uno de los posibles hemisferios terrestres
 
Detalle de otra disposición (tal vez Lemuria y parecida a la India-Tibet)
 
 
  
Posibilidad de planeta desconocido
    
Detalle de un hemisferio
 
Detalle del otro hemisferio
 
 
 
  
Astronomía

Se ve un importante actividad de observación del firmamento y sus cuerpos celestes.
    
Firmamento con cometas y/o meteoritos
 
Observación astronómica con largavista
 
Observación astronómica con tal vez pirámides atrás
 
 
  
Humanoides con naves espaciales
    
Aeronaves (las imághenes son malas)
 
 
 
 
  
Creación humana

Nos dice Cabrera:

"(...) la humanidad gliptolítica fue hechura de hombres que vinieron del cosmos. Mediante el trasplante de códigos cognoscitivos a unos primates (...). A juzgar por la figura de un primate que se repite en muchos gliptolitos, pienso que debió tratarse del notharctus, primate que según informa la Paleontología se extinguió hace 50 millones de años."
    
Supuesto primate Notharctus como antecesor humano
 
 
 
 
  
Hombre-animal

Aparecen extrañas formaciones de humanos con extremidad animal.
    
Hombre-pez: Sirenas femeninas y masculinas
 
Hombre-pájaro
 
Hombre-mono
 
Hombre-reptil
 
Aparente hombre alado
  
Otras

Recuerde: una clave para comprender las imágenes según Cabrera es que las hojas significan vitalidad.
    
Sol en contacto con pirámide escalonada y humanos insuflando energía de él
 
Ejemplos de imágenes multiplicadas
 
Posiblemente el Sol y las cuatro estaciones
 
Animal alado
 
  
    
 
 
 
 
  
   

Conclusión

Evidentemente hay muchas pruebas que mostrarían infantilidad, fraude y burla en la confección de las piedras; eso es innegable. Solamente se tienen los siguientes elementos para refutar esto: la cantidad de piedras encontradas, los casos anticipativos a los descubrimientos de la ciencia como lo son la posible transfusión de sangre de una mujer embarazada para realizar trasplantes; o la ayuda de la necesidad del trasplante de las glándulas suprarrenales en ciertas intervenciones; o bien que tal vez alguna especie de dinosaurio no era reptil sino anfibio; la información que contendrían algunas de las secuencias de operativas quirúrgicas; el hecho de diferenciar a los humanoides dominantes reflexivos con respecto a los otros dominados tecnólogos que tienen el dedo oponible.
También se ha visto, y muy lamentablemente por cierto, la poca profesionalidad de tanta gente que con muchísimo trabajo y esmero innegable han tratado infantilmente de refutar estos contenidos a cualquier costa; y de la misma manera de aquellos otros contrarios que pretenden justificarlos. Sepan todos ellos, a ciencia cierta, que semejante crítica les ha quitado seriedad a sus propios trabajos.
Se estima como muy posible aquí también como hemos analizado en las conclusiones de nuestro trabajo con los círculos de los cultivos que tal vez también exista un metamensaje de otra humanidad en todo estos contenidos arqueológicos.

La conclusión, por tanto, es que la ciencia debería investigar más a fondo los contenidos de información que contienen estos gliptolitos, me refiero a los más serios, y más allá de que sean o no posibles fraudes.

Eugenio
23/06/13 al 17/01/14, Mar del Plata, Argentina


Bibliografía y Referencias (año 2013)

http://es.wikipedia.org/wiki/Piedras_de_Ica

http://www.youtube.com/watch?v=Xopm189cKTk
http://www.piedrasdeica.es/
http://losdivulgadores.com/2012/03/piedras-de-ica-iii-un-fraude-revelado/
http://www.jjbenitez.com

París, Vicente: Las piedras de Ica son un fraude - Ed. Año Cero, 1998
von DÄNIKEN, ERICH - La respuesta de los dioses (1977), trad. por J. A. Bravo, 3ra. ed. 1978, Ediciones El Caballito S.R.L., Av. de Mayo 1129, Capital Federal, Argentina


  
WebMdP  -  Visualización con Pantalla en 1024 píxeles y Fuente en tamaño Mediano