INICIO > LOS EXTRATERRESTRES > LOS GIGANTES DE LA ANTIGÜEDAD
    

Los gigantes de la antigüedad  (volver al INDICE)

Existen datos de escritos antiguos que hablan de gigantes. Tanto en la Biblia, el apócrifo de Baruc, la epopeya de Gilgamesh, el Popol Vuh, mitos de esquimales, nórdicos, germánicos, sumerios, etc.

Las colosales piedras movidas para realizar edificaciones como lo son: algunos menhires (que han llegado hasta los veinte metros), piedras de las arquitecturas americanas y egipcias, etc., podrían tal vez llegar a justificar su existencia.

Seguido resumiré casos de hallazgos de huellas de aparentes humanoides gigantes, otros normales pero cerca de animales prehistóricos, y cuya veracidad de las fuentes no he corroborado; aclaro que muchas pueden ser fakes. Para una rápida comprensión, hoy año 2018, debe uno recordar que los dinosaurios habrían aparecido hace unos 240 millones de años y extinguido hace unos 65 millones de años, que la especie humana sobre data desde hace 3 millones de años, el homo sapiens en 315.000 años (siendo la única especie conocida del género homo que aún perdura), su cultura a no más de 15.000 años y su calzado reconocido en 25.000 años de antigüedad.

- Huellas (de 120 millones de años) de dinosaurios con gigantes (el " Hombre de Cañada Rose" de posibles 4 metros de altura)
. En el lecho del río Paluxy, a su paso por Glen Rose, Texas, USA.
- Huella (entre 60 y 150 millones de años) de dinosaurio sobre una de gigante hallada a principios de julio, 2000, por Alvis Delk con la asistencia de James Bishop (ambos de Stephenville, Texas), cuando estaban trabajando con piedras caliza del Cretácico en la propiedad McFall en el río Paluxy cerca de Glen Rose, Texas, USA
- Huella de dinosaurio con gigante. En el Valle de los Gigantes, Texas, USA.
- Huella de calzado humano (no gigante) de 32,5 centímetros de largo, 11,25 de ancho y 7,5 de profundidad pisando un trilobite de hace 440 millones de años, hallado por Williams J. Meister el 03/06/68 en la comarca de Antelope Springs, a 43 millas del Delta, estado de Utha, USA
- Huellas de homínidos de 140 millones de años halladas por el  científico H. Schooleraft en el valle de Mississippi, a 5 kilómetros al sur de San Luis, Arizona, como también en Nuevo México, según informara la revista American Journal of Science del año 1822 en su quinto número.
- Otra huella de calzado gigante humano

- Huesos de individuos de estatura descomunal hallados por Larson Kohl en 1936 a orillas del lago Elyasi, África central
- Osamentas de gran tamaño hallados en antiguas farmacias chinas de Hongkong en 1937-1941 por Gustav con Königswald y Franz Weidenreich
- Huellas de gigantes en el Monte Victoria halladas por Rex Gilroy
- Hallazgo de hachas de mano de 3,8 Kg a seis kilómetros de Safita, Siria
- Hallazgo de hachas de mano de 4,2 Kg en Ain Fritissa, Marruecos oriental
- Hallazgos de esqueletos gigantescos en Java
- Hallazgos de esqueletos gigantescos en el sur de China
- Hallazgos de esqueletos gigantescos en Transavaal, Sudáfrica
- Huellas humanas de adulto y niño en Tanzania de hace 3,8 millones de años descubiertas en 1978
- Durante el verano de 1882, unos detenidos de la prisión de Carson City ( Nevada ) al trabajar en una cantera, sacaron una capa de gres en la cual, entre huellas de animales fósiles como los mamuts, se encontraban seis series de huellas de homínidos gigantes. El 27 de agosto de 1882 un informe fue mandado a la Academia de Ciencias de California. Algunas de estas huellas (de 50 centímetros) revelaban que esos homínidos usaban sandalias.
- En 1884, Earl Flint, representando el museo de Peabody y la universidad de Harvard, descubrió en una cantera cerca de Managua ( Nicaragua ), a orillas del lago Gilva, a 60 centímetros de profundidad, huellas de homínidos, unas con sandalias, otras indicando el uso de un bastón. Las mayores medían 40 centímetros de largo. Su antigüedad se estima a 200 000 años.
- En 1885, en la cumbre de Big Hill en los montes Cumberland, en el condado de Jackson ( Kentucky ), una serie de huellas fue descubierta en gres carbonífero de unos 300 millones de años. Entre las huellas de osos y las de un animal parecido a un gran caballo, había dos huellas de homínidos de gran altura, con los dedos del pie bien separados. El Profesor J.F. Brown, del colegio de Borea examinó estas huellas.
- En 1896, una piedra con una huella perfecta de pie humano de 37 centímetros de largo fue enseñada a los miembros de la Academia de Ciencias de Ohio. Esta piedra había sido hallada 20 años antes en los alrededores de Parkesbourg ( Virginia ), su antigüedad fue estimada a 150 millones de años.
- En 1930, el Dr. W. Burrough, jefe del departamento de geología del colegio de Berea ( Kentucky ), anunció el descubrimiento de diez huellas de homínidos, en gres carbonífero, en las colinas al norte del condado de Rockcastle. Las huellas medían 24 centímetros de largo sobre 15 de ancho. Las fotos micrográficas e infrarrojas
que fueron tomadas no indicaron ninguna señal de talla artificial sobre y alrededor de las huellas. Además, el análisis microscópico indicó que las huellas se debían verdaderamente a un impacto de la presión del pie de un homínido. La roca que contiene estas huellas es estimada a 250 millones de años. Unos años más tarde, estas huellas fueron totalmente destruidas por vándalos
- En 1959, una misión arqueológica sino rusa dirigida por el Dr. Chou Ming Chen, descubrió en el desierto de Gobi, la huella fosilizada de una suela estriada, perfectamente regular en una capa de gres de 15 millones de años.
- En 1961, en Francia, sobre la meseta de Daüs en el municipio de Ailhon situado en Ardèche, una huella de homínido fue descubierta cerca de huellas de dinosaurios en asperón del triásico medio ( aproximadamente 220 millones de años ).
- En 1969, Troy Johnson, un geólogo con treinta años de experiencia sobre el terreno, encontró una capa de gres llena de huellas fósiles, en la cumbre de una colina al este de Tulsa ( Oklahoma ). Entre las huellas de especies animales desaparecidas desde 3 millones de años, algunas parecían perfectamente humanas con 5 dedos del pie
- En los años 1970, el Dr Rex Gilroy, director del museo de Historia Natural de Mount York (Australia) descubrió, en el monte Victoria, una huella gigante de 200 millones de años de antigüedad.
- Otras huellas de pies descalzos y zapatos, mezcladas con las de dinosaurios, de 100 millones de años de antigüedad fueron halladas en el valle de Carrizo en el noroeste de Oklahoma.
- En 1984, el profesor Kourban Amanniazov, director del Instituto de Geología de la Academia de Sciencias de Turkmenía, dirigió una expedición en las montañas de Kouguitang-Taou al sureste del país. Entre las numerosas huellas de dinosaurios, encontraron también una huella, no muy clara pero bastante distinta, antigua de 150 millones de años, que se parece a la huella de un pie de homínido.
- En febrero de 2002, James Snyder, un habitante de la región de Ramona, hizo un descubrimiento curioso durante un paseo en la selva nacional de Cleveland. Al buscar oro en el macizo de Gowers, salió de los senderos trillados y encontró una huella gigante de pie fosilizada en la roca granítica de lo que fue sin duda un río, hace mucho tiempo

- En 1912 un cazador llamado Stoffel Coetzee encuentra en África del Sur, en la región que era conocida como el Transvaal del Estecerca, cercana a la ciudad de Mpuluzi (-26.292990, 30.762881), cerca de la frontera con Suazilandia, lo que pareciera una enorme huella humana de aproximadamente 1,28 metros de largo y 60 cms de ancho incrustada en una piedra vertical de granito, y se estima su antigüedad entre los 200 millones y 3 mil millones de años de edad a causa de nuestra actual comprensión de la formación de granitos en la historia de la Tierra. La posibilidad de que esta huella sea un engaño es muy reducida debido a su alejada ubicación, y el patrón que presenta la erosión dentro de la huella es muy similar al patrón que encontramos alrededor de la misma. (ref 1, ref 2, ref 3)
- El 24/08/16 se halla lo que parecería una gran huella humana cerca del pueblo de Pingyan, en la provincia china de Guizhou, China. (ref)
- Para eso del año 2017 en la zona del palacio de Khayan (Khian o Khyan) rey de los Hyksos de la XV dinastía de Egipto (1650 a 1550 aC), en lo que fue una vez gran ciudad de Avaris (30.783333, 31.833333), Egipto, un equipo de arqueólogos descubrió cuatro pozos de de 3.600 años de antigüedad que contenían grandes manos desmembradas conforme a la tradición que sostenía eran restos de trofeos de guerra, lo cual supone la pasada existencia de gigantes en el lugar. Vea imágenes descriptivas.
- Hay un dibujo en terracota encontrado en Nangara, Egipto, que dataría de 3500 años a.C. y muestra una escena con la figura de un hombre acostado de tamaño mucho mayor que el de los demás.
- Los Agathyr, una civilización enigmática de la tribu Scythian, en el 3.500 A.C. construyeron un sistema subterráneo de túneles conocidos como la Galería de Hiperbórea. El historiador Herodoto, escribiendo después del 450 a.C., los localiza en el siguiente mapa. Esta construcción estuvo oculta por miles de años hasta que fue descubierta en los 70 por un grupo de arqueólogos, en la actual Rosia Montana, Rumanía. Sin embargo, el gran hallazgo no fue el sistema subterráneo sino los restos de humanos que tendrían 10 metros de altura. (ref) Luego, entiendo y si no estoy en un error, estos restos fueron robados. (ref)
- En el sur del Ecuador, una pequeña población cercana a la frontera con Perú fue testigo de lo increíble. Los habitantes del lugar dicen que de ahí se han recuperado huesos de humanos gigantes. Muchos de estos estarían en colecciones privadas de todo el mundo. Uno de las personas que habría conservado estos huesos fue el sacerdote Carlos Miguel Vaca Alvarado (1912-1999), nacido en Loja, Ecuador, que fue cura párroco católico de la parroquia de la localidad. Los huesos, que estuvieron en su posesión hasta su muerte en 1999, fueron encontrados en una parroquia del pequeño poblado llamado Changaimina-La Libertad (-4.221152, -79.524633), del cantón Gonzanamá, provincia de Gonzanamá, Ecuador, ubicado a 755 kilómetros de Quito, la capital del Ecuador. Vea este video por favor. En 1965, el padre Vaca fue asistido por un grupo de 25 personas que exploraron y excavaron el terreno donde yacía el cuerpo de un gigante. Allí encontraron los restos de su cabeza, luego el tronco y por último las extremidades. Luego de la muerte del padre Vaca su contenido fue saqueado. La colección de Vaca tenía los huesos de gigantes de siete metros de altura que habitaron Ecuador y otras partes de América hace miles de años. Según los reportes periodísticos, algunos de los fragmentos óseos fueron enviados al Instituto Smithsoniano en Washington DC para su posterior análisis. Los fragmentos de gigantes que se encontraron en Ecuador en los años 60, hoy se pueden ver en el Parque Jungfrau de Suiza como esta fotografía. Otros huesos de esa colección se exponen en el museo particular del investigador paranormal de origen austriaco Klaus Dona.(ref 1, ref 2)
- En la mitología bíblica, está el filisteo Goliat, que medía seis codos y un palmo (equivalente a casi 3 metros). O la raza Nephilim procedente de los dioses caídos e hijos de los dioses. Según la versión de Helena, hay 12 Titanes, liderados por Cronos, que luchó contra su padre Urano a petición de su madre Gea. También se puede leer la epopeya sumeria del rey Gilgamesh, de 7 metros de altura, que ya menciona el diluvio universal.(ref)
- En Sudamérica, quizás la más famosa de todas las historias vernáculas registradas en testimonios escritos es sobre los patagones. Estas criaturas fueron registradas en las bitácoras del marino portugués Fernando de Magallanes en su búsqueda de un pasaje entre el Atlántico y el Pacifico, el estrecho que descubrió y que lleva su nombre hoy. “Vimos cerca de la playa un hombre que era tan grande, que nuestra cabeza llegaba apenas a su cintura”, escribió entonces Antonio Pigafetta, marino fiel a Magallanes. Los llamaron “Patagones”, por el tamaño desmedido de sus pies. De allí deriva la palabra Patagonia que da nombre a la región argentina. El famoso corsario y comerciante de esclavos británico Sir Francis Drake conoció personalmente al gigante patagónico dando fe del testimonio del navegante portugués: “Magallanes no mintió del todo al nombrarlos gigantes, por lo general, difieren con el común del hombre, tanto en estatura, grandeza y fuerza del cuerpo, como en la fealdad de sus voces: pero no son nada monstruosos y gigantescos, como fueron representados”. El explorador holandés Jacob Le Maine navegó por Sudamérica en 1615, y dejó un mapa del área del Puerto Deseado en la Patagonia argentina. En las explicaciones cartográficas resalta un detalle extraño: describe el Punto H como el lugar “donde encontraron el sitio del entierro de un gigante, cuyos huesos medían entre diez y once pies de largo”, o sea, más de tres metros. El jesuita, antropólogo y naturalista español José de Acosta, que desembarcó primero en la Isla Española del Archipiélago de las Galápagos en 1571, para iniciar su recorrido en tierra desde el Perú en 1572, escribió en su Historia Natural de las Indias que los chichimecas, pueblos originarios de México, eran gigantes “que arrancaban las ramas de los árboles como nosotros deshojamos lechugas”. Por su parte, Juan de Velasco, jesuita ecuatoriano, destacó en su Historia Antigua del Reyno de Quito de 1789 que “Manta fue a principios de la era cristiana el teatro de la espantable raza de los gigantes” y detalló los tamaños espectaculares de esqueletos y huellas encontradas en las actuales Manabí, península de Santa Elena y en los territorios de los caranquis, de Imbabura pertenecen a los mismos gigantes referenciados en los textos bíblicos. (ref)

- En el texto titulado "Cronica universalis", descubierto en 2013, se hace mensión a una tierra llamada Marckalada, ubicada al oeste de Groenlandia. Dicho documento lleva la firma monje milanés Galvaneus Flamma (1283-1345). Era un fraile domínico que vivía en Milán y tenía relación con la Casa de Visconti, que gobernaba la ciudad en aquella época. Escribe: "Más al oeste hay otra tierra, llamada Marckalada (parte de la costa atlántica de América del Norte), donde viven gigantes; en esta tierra hay edificios con losas de piedra tan enormes que nadie podría construir con ellas, excepto enormes gigantes. También hay árboles verdes, animales y una gran cantidad de pájaros". (ref)
  
WebMdP  -  Visualización con Pantalla en 1024 píxeles y Fuente en tamaño Mediano