INICIO > LA ENERGÍA REACTIVA
   
   
(Antes que nada, quiero prevenir al lector diciendo que el presente estudio puede estar en su parcialidad o totalidad equivocado, puesto que no se es un especialista en el tema ni tampoco su contenido ha sido revisado por autoridades académicas)
  
   
Hipótesis

Sabiendo de la electrotecnia clásica que la energía aparente es suma de la reactiva y la activa (sus potencias guardan una relación vectorial ortogonal), se sostendrá que la segunda (la reactiva) es dada en un mundo trascendente metafísico y la primera (la aparente) en éste que es físico, y coincide esta primera con la clásica que llamamos potencial. En segundo lugar, también demostraremos la imposibilidad del sistema free energy (energía gratis o libre) sino solamente dado como posibilidad de su implementación en la del sistema de alto rendimiento.
    
   
Contenido

¿Alguna vez se ha preguntado porqué un imán que ha adosado a una pared metálica se sostiene indefinidamente y no cae?... Bien, aquí, entre otras cosas le daremos su explicación y más aún, ampliaremos cometidos sobre la vida misma.

Cuando un material ferromagnético como el simple hierro que es arrollado con una bobina para confeccionar lo que se denomina un electroimán, luego de darle una corriente continua I el mismo queda imantado con una densidad de campo magnético llamado remanencia B. Si le sujetamos por debajo una pesada también de hierro como muestra la figura, tendremos un entrehierro h (implementado con una fina hoja diamagnética) que determinará una recta de funcionamiento en la curva de desmagnetización del material ubicándonos en una nueva y final densidad magnética B´. (*1)



Dicha remanencia final B´será la responsable de ejercer en el vacío del entrehierro una fuerza F que sujetará el peso sobrándole magnitud seguramente. Aquí, entonces, como hay una fuerza y una distancia, será implicita una energía E = F.h

Ahora bien, esta energía no está produciendo ningún trabajo útil físico sino que es un potencial propio de los dominios magnéticos del material. Por tanto, es meramente reactiva y no disipa calor, de lo que se desprende que es "eterna" (si fuera perfecta), no se gasta y mantiene indefinidamente. Sabemos que la fuerza de un imán puede perdurar por cientos de años.

En mis estudios de la obra "Filosofía Crítica Trascendental" ya explico y demuestro que existe otro ámbito con otras dimensiones que no son las del tiempo-espacio por todos conocidas, y donde por tanto tampoco se da la entropía termodinámica. Le aconsejo que investigue este recurso para comprender mejor lo que se expone.

Bastará con ir cambiando estocásticamente el espesor h del entrehierro para ver cómo se acomoda, haciendo pequeños lazos de histéresis en el segundo cuadrante recreando diferentes B´, y siempre manteniendo como potencial mayor y máximo admisible la densidad B originaria si se cancelara el entrehierro. Así entendido, el sistema magnético, y por tanto reactivo, almacena un potencial inagotable mientras no se le pida calor (una potencia activa). Por consiguiente jamás caerá el peso.


Algo igual y antagónico ocurre con el dominio del campo eléctrico. Supongamos que como se muestra en la figura se tiene una esfera metálica cargada eléctricamente y, aplicándole un entrehierro h (implementado con una fina hoja aislante) podrá atraer con una fuerza F a una pesada neutra.


Entonces, aquí también se observa la eternidad de la permanencia de la sujeción, y que estará dada por la reactividad de la energía E del sistema en la esfera cargada.

En suma y a modo de corolario podremos afirmar que el sistema si almacena campo magnético o eléctrico es intrínsecamente un concepto reactivo, yo diría "fuera de este mundo", o sea trascendente.

Para ampliar cometidos y ejemplificaciones, podemos tomar unos ejemplos como expongo a continuación:

1º) Ejemplo del alternador. Sea un generador de continua con bobinado de campos y armadura pero que posea delgas colectoras (y no escobillas porque sino sería una dínamo). Sabemos que el mismo entregará tensión alterna. Bien, si lo excitamos en sus bobinados de campos con una continua y ubicamos la carga en su rotor, estaremos en lo que se denomina una configuración independiente. Seguido nuestra carga será una carga que no provea calor, es decir, un inductor o un capacitor lo más puro posible. Entonces, veremos que el sistema entregará una potencia reactiva sin problemas, aunque bien sabemos que no proveerá trabajo alguno. Es así, este concepto "laboral", dado como un exclusivo del mundo físico y no del trascendente.

2º) Ejemplo de una antena. En una antena transmisora se sabrá que la zona cuasi-estacionaria es reactiva y, por ende, que no permite la recepción de una pretendida antena receptora. Solamente en la zona activa de Fraunhoffer es cuando se hablará de verdadera receptividad y también de una impedancia del medio que se da como púramente activa y de magnitud 120
(). (*2)

3º) Ejemplo biológico. En la figura que se muestra a continuación estamos comparando la sujeción que hacemos de una pesada manualmente a la que haríamos, por ejemplo, con un imán. Estará claro que a lo largo de las horas nuestro brazo se cansará y pedirá descanso, seguido de dejar caer el peso. Bien: ¿esto qué

implica?, sencillamente que nuestro sistema biológico no es reactivo, y el otro, un sistema mecanicista, sí lo es. Esto, para mi entender, indica algo importante, y es que nosotros, los seres vivos, al no ser reactivos, estamos sujetos a las normativas del mundo entrópico y activo de la física no trascendente. Ni tampoco es que seamos enteramente activos, sino que poseemos una energía aparente y, en ella, se dará tanto lo activo como lo reactivo.O bien, antagónicamente, que existe un mundo fuera de lo físico, trascendente o metafísico, donde la energía reactiva sí es posible como lo es el caso del imán.


4º) Ejemplos relativistas

Se tendrá presente la ecuación de la teoría de la relatividad especial (o restringida por no contemplar la gravedad terrestre) que relaciona la energía potencial E de una masa m0 en reposo y su proporcionalidad que es el cuadrado de la velocidad de la luz, y asimismo un factor correctivo de Lorentz
simplificado con v la velocidad de la masa

E  =  m0 c2
  =  1 / [1 - (v/c)2]1/2

Nuestra hipótesis radica en considerar las energías del siguiente modo

E = Ec + j Er     energía total (aparente)
Ec =  p c  =  m0
energía cinética (activa)
Er  =  m0 c2 
   energía asociada a la m0 (reactiva)

donde

p = m v    impulso
m  =  m0     masa relativista (viajera a la velocidad v)

Para el caso de un fotón, se supone por convención una masa nula en reposo y que siempre activa está viajando con una energía cinética que dependerá del efecto fotoeléctrico o de Compton que es una generalización

m0 0
E = Ec + j Er  Ec + j 0  =  h . f

donde h es la constante de Planck y f la frecuencia. Así entonces, veríamos que el fotón es siempre activo y no posee energía reactiva.

Si ahora nos detenemos en una onda plana de propaganción electromagnética alejada de su transmisor, digamos en la zona activa de radiación de Fraunhoffer. Cuando una antena realiza esta función a una frecuencia de longitud de onda lo hace de manera tal que a lo largo del espacio de transmisión en su viaje se deben diferenciar tres zonas según la distancia de su recepción que llamaremos R:

I zona) de predominancia del campo eléctrico (R mucho menor que
); se la denomina reactiva cuasi-estacionaria
II zona) de predominancia del campo magnético, se la denomina reactiva de Fresnel
III zona) de radiación (ambos campos) propiamente dicha (R mucho mayor que
); se la denomina activa de Fraunhoffer

Este es un muy buen ejemplo para ver el fenómeno de transformación de la energía. Vemos cómo lo potencial y ocioso de lo atómico que es reactivo va pasando progresivamente, fórmulas matemáticas fisicalistas de por medio para su comprensión, a una energía que es activa y que puede producir un trabajo, un calor. Es como salir del "letargo" de lo inanimado para volcarse de lleno al movimiento.

Siguiendo, tenemos que

B  =  B0 sen (kx -
t)
E  =  E0 sen (kx -
t)   (no confundir la letra E del campo eléctrico con la de la energía)

aquí la independencia de los campos magnéticos y eléctricos sabemos que determinan las correspondientes energías


EB  =  B2 / 2 0
EE  = 
0 E2 / 2     
ETotal  =  EB + EE  = 
0 E2  =   p c


de donde vemos que la onda plana en la zona de radiación propiamente dicha es activa, sin contener componente de energía reactiva como en las otras dos zonas: la cuasi-estacionaria y la de Fresnel.

Para el caso de un átomo en reposo, como por ejemplo el de hidrógeno que es el más simple, si se tiene al mismo completo con su protón y electrón en su estructura es una cosa, pero si éstos se hallan fuera de él es otra, pues la suma de sus masas no coinciden porque contendrán una energía cinética adicional

Er(atomo)  =   m0(atomo) . c2
E(proton)  =  m0(proton) . c2
E(electron)  =  m0(electron) . c2
E(proton) + E(electron)  =  Ec + j Er(atomo)

donde

E(proton) + E(electron)    No se podrían separar conforme al teorema de Boucherot porque corresponden a una energía aparente
Ec 
  Energía asociada a la velocidad del protón y electrón en su libertad


por lo que

Er(atomo)  <  E(proton) + E(electron)

5º) Ejemplo mecanicista

Si como vemos en la figura se posee un resorte y le aplicamos una fuerza F para que produzca cierta velocidad v, el sistema de ecuaciones en una analogía electrotécnica indicará que la potencia aparente total entregada S será distribuída o retenida en una parte activa P y otra reactiva W

S  =  P + j W
P  =  |F|2 / B 
  potencia activa perdida en calor
W  =  |F|2 m0    potencia o energía reactiva retenida molecularmente


Observaciones


Una interesante conclusión que podríamos desprender de todo esto, es pensar que si lográsemos fabricar un motor reactivo, o sea puro, que no produzca trabajo ni caliente nada, entonces sí, estaríamos frente al motor ideal, ajeno a la entropía termodinámica; estaríamos por tanto frente a un sistema logrado de "free energy" ("energía gratis"). Y, si nos fijamos en las simples e ingenuas publicaciones que aparecen en la red con experimentos de imanes, veremos que probablemente muy lejos de esto no andemos.


Pero, en verdad, esto es un engaño puesto que hablar de un motor reactivo no es coherente. La palabra "motor" hace alusión al significado de "movimiento" necesariamente, así que disponer de una máquina que no se mueva, nunca sería motora. Así, lo único que existe en el "mundo reactivo" son máquinas generatrices, pero no motoras.

Dicho de otra manera, no es que no exista el motor de energía gratis, sí se puede implementar y de hecho existe en sinnúmero de cosas, sino que lo que no se puede hacer es sacar trabajo (calor) de él, que no es lo mismo.

A su vez y si se me permite, observo que este último concepto, lejos de cualquier especulación gratuita, es realmente para tener en cuenta. Si recordamos el concepto forjado por Aristóteles como "causa primera" de todo movimiento de la ousía (esencia de la sustancia), específicamente al motor inmóvil, es una idea motriz que encaja perfectamente. Dicho de otra manera, existiría una causa primera y potencial que moviliza a todas las cosas de nuestro mundo físico, pero a su vez ésta es inmóvil, que es el concepto buscado. Sería así lo metafísico como motriz de lo físico.

Sería prudente, pictórico quizá, en este momento reproducir algunas frases de Aristóteles (*3):

"[...] todo ser activo tiene potencia, mas no todo lo que posee potencia es realmente activo, [...]."[1071b]
"[...] Nada se mueve al azar, pues siempre tiene que encontrarse un principio de movimiento de cada cosa, [...]." [1071b]
"[...] tiene que haber un extremo, es decir, algo que mueva sin que él mismo sea movido; en una palabra: algo eterno que sea ousía y actividad." [1072a]

Hay sinnúmero de casos, como lo que se muestra en la internet, donde una energía aparente (y de allí su nombre) genera trabajo, pero tampoco aquí debemos engañarnos, sino porque genera muy poca energía activa, siendo la energía no-activa (reactiva) la mayor y que sostiene verdaderamente el sistema, y por tanto el fenómeno tendrá cierta durabilidad; pareciera que es permanente y gratis pero no lo será. Se está aprovechando un sistema cuyo "factor de potencia" (famoso "cos ") es cercano a lo nulo como muestra la figura contigua.

Si a la máquina de energía gratis o máquina reactiva (siempre generadora y nunca motora) la usásemos como tal, cualquier carga útil significará un trabajo debido  a que sufriría desgaste y consecuente calor en sus bujes, el rozamiento de fricción con el aire también se lo produciría, etc. y entonces necesariamente y por consiguiente al tiempo dejará de andar.

008.png (2823 bytes)

  
Vamos a ejemplificar esto para que quede más claro. En la Universidad de Oxford, UK, como se ve en la figura adjunta, hay un péndulo eléctrico que hace las veces de timbre y lleva 176 años funcionando ininterrumpidamente (estamos en el 2017). Ambas campanas se hallan conectadas a la almentación de una batería de 2 KV de continua y hay un consumo de 2 pA; una vez que empezó el juego la esfera toma carga en una de ellas hasta descargarse y luego cae por gravedad remitiendo por inercia pendular a la campanilla siguiente y así en lo sucesivo; ningún misterio. Cualquiera puede pensar que esto es un sistema de energía gratis.
Si calculamos el consumo obtenido es

ES: Energía aparente (obtenida) = 2 KV . 2 pA . 176 años = 2
letra_mu.gif (839 bytes)W . 176 años = 3,08352 Wh

algo totalmente esperable. Cualquier batería de la actualidad entregará 3 W por 1 hora sin problema. Así que de energía gratis no tiene nada, sino que se aproximará a serlo como hemos visto en nuestros estudios.

Seguido hallaremos la energía activa EP que se tuvo que poner al sistema para llevar la esfera a la posición superior. Para ello planteamos una estimación como la siguiente

d: Diámetro esfera = 1 cm

: Densidad de la esfera de hierro = 7874 Kg/m3
L: Longitud del hilo = 50 cm
x: Espacio a la campana = 1 mm

por lo que resulta

V: Volúmen esfera = (4/3)
(d/2)3 = (4/3) (0,005 m)3 = 0,000000523 m3
m: Masa de la esfera =
. V = (7874 Kg/m3) / (0,000000523 m3) = 0,0041181 Kg
P: Peso de la esfera en el Ecuador = m.g = (0,0041181 Kg) . (9,78 m/s2) = 0,0403 Kg (o bien Kgp)
Kgp: Kg peso, donde: F (Kgf) = P (Kgp) / g (m/s2)
: Ángulo del hilo al tocar la campana = arc sen (x / L) = 1,146 º

y con ello finalmente

EP: Energía activa (entregada) o Energía potencial en un extremo tocando la campana = m.g.L (1 - cos
) = 40,3 g . 0,5 m . 0.0002 = 0,00403 Kg.m = 0,00403 Kgm = 0,0395343 J = 1,098175 .10-5 Wh
   
Nuestra concepción de las energías aparente, reactiva y activa, distará de la clásica y ortodoxa. Como muestra la figura, sabemos que se utilizan estos
conceptos de tal manera que la generatriz o causal es la aparente; eso estará claro. El cambio aquí radica en pensar que la utilitaria u obtenida será la aparente que es generada por una fuente reactiva(da) de la Naturaleza que es disparada, como un gatillo, por la activa. Ambos enfoques, si bien son diferentes en sus funcionales, no distarán de su intrínseca conceptual que es lo que estamos estudiando.

Tenemos muchísimos ejemplos de sistemas que hemos llamados de alto rendimiento, muy conocidos por todos nostros. Por ejemplo, el clásico sistema hidráulico de tener un tanque de agua manteniendo una energía potencial a cierta altura. En nuestros conceptos, diremos lo mismo pero de manera diferente: tenemos una energía guardada, potencial y reactiva en la Naturaleza al mantener al tanque con agua allá arriba, y bastará la pequeña energía activa entregada a un grifo (gatillo disparador) para que sea reactivada produciendo el fenómeno del chorro de agua y con ello una energía que se nos aparece o aparente. El sistema de energía guardada fue reactivada con un mínimo esfuerzo activo. El rendimiento energético obtenido es altísimo.

Yendo más allá, digamos aventurándonos al serio pensamiento imaginario y especulativo, consciente del sujeto que poco y nada de la Física conoce, en verdad, mi humilde opinión no deja de pensar que lo intrínseco de las partículas y átomos de la mecánica cuántica en su estado de reposo guardan para sí el estado potencial de la energía reactiva. Sólo cuando vibra (calor) entrópicamente o bien ordenadamente en el flujo de una corriente eléctrica, es decir el movimiento, es cuando acompaña al fenómeno la energía activa, como parte de una total bien conocida que llamamos "energía aparente".

Y quiero destacar este vocablo: "aparente". Entiendo que no ha sido acuñado con el sentido de querer significar "apariencia" (lo que se nos presenta sin serlo quizá), sino por lo que en verdad se "aparece" (empiria o fáctica de lo que percibimos sensorialmente en la flecha termodinámica). Así, la potencia aparente es lo que posibilita la apariencia o fenómeno del mundo físico. Para información general, la palabra fenómeno significa apariencia, lo que se aparece en el mundo de la física (onda, paisaje, objetos en general dados en el tiempo-espacio), mientras que el nóumeno lo que se "aparece" en el mundo de la metafísica ("fenómeno" de lo trascendente que es fuera del tiempo-espacio).

El prefijo "re" posee innumerables connotaciones; por ejemplo: repetición, intensificación, negación, hacia atrás, oposición, etc. Esto, en verdad, confunde en cuanto al significado etimológico que le habrán dado los autores originarios de la Física al concepto de "reactividad". Sería, entonces, más propio en ello hablar de "no-actividad" pero, sin embargo, lo que nos está diciendo en realidad es que vuelve a activar una energía guardada, potencial que tiene el sistema dado por la Naturaleza.

A los sistemas reactivos artificiales como lo es un imán, por ejemplo, hubo que usar energía para que la guarden. Así entendida la cosa, no es que una máquina genere o aproveche la energía gratis, sino que es un sistema de alto rendimiento, de alta eficiencia energética (aparente / activa). Consiste en mecanismos de disminución del ángulo reducción del factor de potencia "cos ". Por ejemplo, basta el gatillo de una celda de hidrólisis en un motor por combustión de oxidrógeno para que todo el mecanismo aproveche la energía reactiva(da) que contiene el agua como explico en este link; o bien este señor en este video para que logre mejorar el rendimiento energético de su economía en la caldera de su casa. Así entendida la cuestión, es como si parte de la energía almacenada (metafísica por cierto) reactiva se cede al mundo físico como activa.

Siguiendo, y a modo de apoyo a nuestras observaciones, para el ejemplo dado de un imán, si lo enfriamos, entendemos que aumenta su permeabilidad magnética (crece la cantidad de dominios magnéticos estacionados del material) y, por ende, también su fuerza y energía que son reactivas (*1):

Emm = B2 h S /
0 = (H.)2 h S / 0 = (H2 h S / 0) . 2

Para el caso de la esfera conductora cargada eléctricamente, si hacemos lo mismo y la enfriamos, observamos que aumentará la conductividad del material pero no se modificará su fuerza y energía, que son también reactivas, porque la cantidad de cargas estacionadas será la misma.

Así, en las estructuras atómicas y sus partículas del campo magnético, se entenderá que coincide su actividad energética reactiva con la quita de calor hasta la temperatura absoluta donde no habrá movimiento alguno.

No deja de ser llamativa la coincidencia de que en el cero absoluto, que es cuando la actividad atómica y molecular se inmovilizan, la energía reactiva toma su máximo valor. Este concepto entiendo que es de mucha importancia en la consideración potencial vitalista de cualquier sistema biológico.

Cuando morimos todo nuestro cuerpo se detiene, inclusive nuestras moléculas y átomos tienden al reposo. Acciones catalíticas externas e invasivas determinarán una degradación molecular según especificidades. Y aquellas síntesis bioquímicas que no participen ni conformen nuevos sistemas biológicos fluirán hacia el letargo del reposo. Y, con ello, volverán a asumir el potencial energético reactivo motriz de vida.



Referentes

(*1) Para una comprensión aguda y clara de estos conceptos le sugiero que se remita a mis apuntes explicativos cita en el link: eugeniotait.info/tdcee/Directorio.htm, "Apéndice de Inductores", § Electroimán. Su link directo.
(*2) Se posee una explicación y ampliación del tema en el link: eugeniotait.info/laradiacion, § La Transmisión

(*3) ARISTÓTELES: Metafísica (-384/-322), trad. por Hernán Zucchi, Bs. As., Ed. Sudamericana, s/f, Libro XII (Lambda: )

   
   
  

Eugenio
19/01/17 al 28/01/17
Actualizaciones: 11/07/17, 20/10/17
Mar del Plata, Argentina
   
   
  
WebMdP  -  Visualización con Pantalla en 1024 píxeles y Fuente en tamaño Mediano