INICIO > LA SOSPECHA DE UN MUNDO PARALELO
   
   
Hipótesis

Mi hipótesis fundamental, a corroborar o refutar en adelante, consiste en suponer que existe un mundo paralelo al nuestro donde compartimos el espacio-tiempo. Que el nuestro posee una materia organizada y otra que no lo es, sustentada por una energía activa mientras que en el otro la energía es sólo reactiva y puede ser re-activable.

Aquí presento una ruta del desarrollo que he realizado sobre la conjetura de la desmaterialización, donde también se toman conceptos aquí mismo desarrollados. Siga por favor los links y sus títulos descriptos:
   
1º) eugeniotait.info/laenergiareactiva/index.html#Conclusión
Conclusión
Cuento
2º) eugeniotait.info/mundoparalelo/index.html#Analogía electrotécnica
Analogía electrotécnica
La conjetura de un paradigma universal
Algunas propiedades del dominio reactivo
El "factor de conversión"
3º) eugeniotait.info/losextraterrestres/capitulos/ConsideracionesTecnologicas.htm#Hipótesis sobre la energía reactiva en la luz
Hipótesis sobre la energía reactiva en la luz
    
   
Los distintos Universos

Según la mirada que se aplique, se configuran o explican como posibles distintos ámbitos, Mundos o Universos (por llamarlos de alguna manera). Seguido los expongo.

- Universos dimensionales físicos

Aquí está el de 3 dimensiones más el tiempo por todos nosotros conocido. Pero deberá saberse que esta cantidad de "3" es sólo una convención conforme a la capacidad de percepción visible de nuestro sentido ocular; para otros animales, que poseen más ojos como por ejemplo una cantidad "n", como lo es en ciertos insectos, ellos se encuentran en un Mundo n-dimensional.
En este ámbito se presenta el fenómeno ("apariencia" que se presenta) dependiendo del espacio-tiempo y por tanto de la entropía y la ley de causalidad de la Física.

- Espacio reactivo

Será de conocimiento que la Física ortodoxa explica la energía total llamándola "aparente" o "fenoménica", y que consiste en la suma vectorial-ortogonal de una energía activa (calórica o de producción de trabajo donde vivimos) con otra reactiva propia de los campos electromagnéticos que a manera potencial es re-activable. Bien, lo que se da fenomenológicamente en esta última le es exclusiva y se halla en un espacio-tiempo que le es propio y aparte del que acusa la "flecha termodinámica" de la Física con su entropía.

- Espacios de analogía

Como tantas abstracciones mentales en la formalidad matemática, se idean mundos paralelos que se correlacionan biunívocamente con el Mundo fáctico que nos toca vivir, pero son sólo ideaciones de analogía; útiles para operar matemáticamente en ellos, nada más. Son ejemplos los espacios de Fourier con sus armónicas, los "espacios de la variable z compleja", etc.

- Espacios-Tiempo internos (formales)

Propios de la Física cuántica, son arreglos abstractos de una física vectorial multidimensional, que definen supuestos contenidos con sus propios límites de contorno. Algo, verdaderamente, de irracionalidad fáctica. Son ejemplos los "espacios de Hilbert", los que contienen al espin del electrón, etc.

- Multiversos o Universos paralelos

Son desprendimientos matemáticos que conjeturan la necesidad de la existencia multidimensional o "multi-universos" para justificar sus explicaciones. También son irracionales fácticamente. Las teorías científicas de los universos paralelos constituyen una jerarquía de IV Niveles. Conforme aumenta el nivel, los distintos universos difieren más del nuestro. Así, en el multiverso de Nivel I los distintos universos sólo se diferencian en las condiciones iniciales mientras que en el multiverso de Nivel IV incluso las leyes físicas son distintas.

- Metaverso

El vocablo "meta" implica la dualidad "más allá de" y "post" conjuntamente; una trascendencia espacio-temporal.
Actualmente en boga, el vocablo es un acrónimo de "meta" y "universo", que consiste en el dominio con sus límites de acopio de los datos informáticos en bytes. Así, más volúmen de silicio procesado, más espacio virtual. Normalmente se utiliza y representa en lo que se denomina "realidad virtual y aumentada" de los videojuegos o equipos de esparcimiento, aunque últimamente se están aplicando a entornos comerciales, relaciones públicas, "inmobiliarios" y avatares.

- De las 7 Densidades

Propio de algunas disciplinas no-científicas (no Falsables popperianamente), implica 7 Niveles de Densidad. Desde el Nivel I que es el más denso, al más sutil que será el VII. En ellas las entidades vivas e inanimadas cobran sus quehaceres y propiedades correspondientes.

- Metafísico (aristotélico o filosófico)

Siendo para Aristóteles la "primera Filosofía", consiste en un estudio de la Naturaleza y este concepto no es un ámbito, Mundo o Universo, sino que implica solamente el estudio de los objetos (entes) que existan.

- Metafísico (propiamente dicho)

El vocablo "meta" implica la dualidad "más allá de" y "post" conjuntamente; una trascendencia espacio-temporal de la Física.
Consiste en el ámbito se observa al "fenómeno" ("apariencia" que se presenta) en el dominio fuera del espacio-tiempo, por tanto es ajeno a la entropía y a la ley de causalidad; se reemplaza la cuestión de esta apariencia por la de nóumeno.



Contenido

Epistemológicamente hablando, si se quiere dar una explicación a las fenomenologías extrañas que nos toca vivir será por alguna de las siguientes dos maneras: cambiando o agregando algo a la Física conocida, o bien esperar otra diferente donde nada será de acuerdo a lo que conocemos, es decir, que resultará por seguro algo descabellado. Y es a lo primero donde yo apunto. Pero, para cualquiera de las dos se tendrá por resultado algo asombroso, fuera del contexto conocido y esperado.

Le recuerdo al lector que mi paradigma epistemológico [mi búsqueda de la verdad] está detrás de aquél caso mejor o más verídico, ambas cosas diferentes; y no lo está detrás de una "verdad absoluta", porque jamás se podrá conocer.

Como no tengo un maldito número que explique y justifique mi idea, deberé entonces dejar la ciencia por un momento y sumergirme en el dominio de la filosofía, es decir, del recto pensar, coherente y semiótico, digamos hasta del "sentido común", donde las argumentaciones se vayan infiriendo unas a otras con las mejores funciones proposicionales de la lógica evitando toda hermenéutica que divague y confunda.

En este link su persona puede ver un estudio físico que he realizado sobre la energía reactiva.

Este modelo, por cierto y adelanto, es por demás "descabellado" aunque coherente, permitiría explicar las igniciones espontáneas, las desmaterializaciones, etc. Será, quizá, una muy pequeña luz epistemológica de las fenomenologías que nos compiten investigar.

Ambos dominios, por darle un nombre, conforman lo que llamamos y se conoce como energía aparente. Y no porque arguye a la "mera apariencia", sino que porque es lo que se nos "presenta". Análogo a esto y que lo acompaña, son los conceptos de "fenómeno" y el de "nóumeno".

Esta energía reactiva, está oculta para nosotros, pasa desapercibida. El fenómeno OVNI, fantasmagórico, elementales, etc., que se presentan con luminosidad visible, como otras veces en el ámbito infrarrojo, está relacionado con ella. A toda esta fenomenología la llamaremos de aquí en más como "entelequias" [que "tienen fin en sí mismas"]. Puede recurrir a mi presentación del tema yendo al siguiente link.

Lo que percibimos con nuestros ojos e instrumentación no será sino la energía aparente y total que se manifiesta. Contendrá lo propio de este mundo como activo y lo del otro como reactivo, donde el espectro con que se nos presenta podría ser perfectamente mayor del que se percibe y obtiene.

Esta energía total podemos hallarla en cuadratura ortogonal para sus cálculos, como lo hace la electrotecnia clásica. El llamado "factor de potencia" FP () o coseno del ángulo comprendido entre ellas manifestará, de algún modo, su transcripción y correlato. Quiero decir, que ambos mundos se cocausan a través de este FP.

Esta energía reactiva vendrá entonces de un mundo paralelo que está "lleno" de ella, lleno porque la Naturaleza [y nosotros] la alimentamos y es así. La cuestión es que allí la hay en abundancia como aquí la activa, y las entelequias la usan logrando pasarla de un mundo al otro, como tal vez hacemos nosotros mismos con un simple circuito eléctrico donde hay una componente reactivo impuro.

La energía tiende por la entropía Termodinámica a distribuirse uniformemente en el Universo. El calor lo hace en un material desplazándose, y la onda electromagnética también en el espacio a una velocidad impuesta por el medio o bien limitada por la propia Naturaleza a 300.000.000 km/s dada en el vacío; por eso se propaga.

Nos proponemos estudiar e investigar el "método", "mecanismo" o lo que fuese que determine toda corrección de un FP como artificio para pasar la energía de este mundo al otro, o bien sacarlo de él al nuestro.

Especulando más aún, tal vez morir signifique una corrección más del FP buscado y nuestro componente energético reactivo pase de éste a ese otro mundo. Justificaría ello las apariciones de entelequias. Así entendida la cosa, el nacimiento sería, por el opuesto, la re-activación de la energía de una entidad autodesarrollable, negentrópica. De ser cierto esto, significa que nuestro cuerpo poseerá parte de energía reactiva en ese mundo o, dicho de otra manera, tenemos "un pie en el otro mundo". La parte reactiva de nuestra energía está dentro de él.


Entiendo aquí que las llamadas "calorías" que sumergen la energía molecular en el proceso anabólico de un organismo vivo son, en realidad, conceptos energéticos no activos sino aparentes, pues contienen algo reactivo; y por tanto su nominación es incorrecta.

Esta situación explicaría, tal vez, el porqué desaparecen las entelequias como si fuesen inmateriales, hasta decir que hallan su morada bajo tierra o los cerros, que atraviesan paredes, etc.; como también se explicarían los chacras, el cordón de plata, el tercer ojo, etc.; es decir, todas las cuestiones que no se ven en el mundo activo donde yacen nuestras percepciones sensibles y motricidades.

Quiero destacar que en todo esto no estoy hablando del espíritu, ni del alma, ni del intelecto, ni de "otros ojos", etc., sino que ésos serán quizá otra cuestión. Hablo de un desmembramiento de la ousía tal cual la conocemos o pensamos que debiera ser. Ella es doble: activa y reactiva, con una apariencia de aparecer fenoménico y no como algo probable de ocurrencia.

Tal vez se esté hablando entonces de lo que se llama en Física Astronómica "materia y/o energía oscura" para la energía reactiva.

Si este mundo de energía reactiva se relaciona con la energía oscura, entonces como esta última se corresponde a su vez con la gravedad, podríamos pensar que la antigravedad observada en las entelequias [v.g.: OVNIs y Rods] posee algo de coherencia. Habría que estudiar la relación entre la energía reactiva y la gravedad, cosa que entiendo hasta ahora sólo se ha realizado con la activa y no la encuentran.

Aquí es de mencionar el lifter del efecto de Biefeld-Brown. De los resultados de las experiencias hechas explicadas en este link, los 45 W medidos son en realidad VA aparentes, y no creo que prácticamente se haya observado la energía reactiva para la levitación puesto que el FP es prácticamente unitario. Si esto es así y una nave OVNI usando el mismo efecto dispone de amplios y genuinos VAR, entonces es de esperar una gran capacidad de levitación.


El caso del lifter representaría, justamente, una máquina productora de FP; mala, pero productora al fin. Su rendimiento VAR/W es malísimo. Tal vez sea porque es un transcriptor a campo eléctrico, y si se consiguiera algo similar a campo magnético se podría aumentar la eficiencia; recordemos que los OVNIs se destacan por su influencia de campo magnético en derredor.

Claro estará que el primero, el lifter electrostático, es de líneas abiertas [con un polo es suficiente], y el segundo cerrado [hacen falta los dos polos], pero bueno, es lo que se observa; habría que ingeniarse como para que el OVNI implementado como un lifter magnetostático sea un polo y el otro el piso del planeta.


Teniendo en cuenta que el cambio de polaridad de excitación del lifter no afecta prácticamente su antigravedad, entonces puede pensarse perfectamente que una señal alternada provocará el mismo efecto.

En suma, comprendo que habría dos maneras de conseguir la levitación: una si reproducen con alta tensión un campo eléctrico dentro de su propia nave o espacio inmediato tal cual un lifter convencional; y otra, haciendo propicio el espacio de zona cercana, tal vez la cuasi-estacionaria, si emiten un lóbulo de radiación toroidal como lo hace una antena dipolo.

Tal vez esto último se logra si se opera radiando electromagnéticamente con la ayuda de la contracción del espacio en la zona cercana. Quizá este efecto modifique la curvatura del espacio en el lugar de la nave y levite. Recordemos que quizá la nave se halle en un rango o propiedad reactiva y por tanto pese menos o carezca de ello.

Así, si es que el OVNI al aumentar su luminosidad contrae al espacio, fácilmente puede producir un alto campo magnético en derredor e implementar quizá un efecto lifter magnético elevándose. Esta gran cantidad de magnetismo es el que produce la magnetorresistencia afectando la electricidad de los vehículos y magnetizando piezas mecánicas cuando se le acercan. Si el espectro visible es de 750-428 GHz [400-700 nm], o bien en infrarrojos a 10 GHz [30 mm] con una zona de Fresnel digamos a 10 nm, recurriendo a nuestro análisis en este link, para este último contrayendo 100 m resulta = 100m/10mm = 10.000 veces que es mucho menor inclusive que lo calculado de nuestro ejemplo que dio 100.000 veces.

Encima, si la energía que liberan es reactiva, creo que sería más a favor de estas conjeturas, puesto que producirían magnetismo con mayor facilidad y capaz sin necesidad de trabajar en la zona cercana. Que se esté limitado a operar en esta zona implica que el rango de frecuencia es limitado.

Si a esto se suma el hecho de que la ousía de la nave OVNI, es decir su materialidad, sea prácticamente reactiva y posea una masa por tanto despreciable en el mundo físico, entonces la levitación sería más factible.

Supongamos ahora tener una máquina electrotécnica que pueda sobre un circuito modificar el FP. Esto producirá un cambio de ambas energías.Y una manera de realizar este cambio es con la frecuencia, así que bien éste podría ser una de las causas o "móvil mecanicista".

Si se me permite una especulación más, a modo de hipótesis e ilustración de equivalencia, subrayo esto no sea cosa que se tome como un ejemplo falaz y se deduzcan otras conjeturas del mismo, se podría pensar a la ousía como un "paquete" que contiene ambas energías: la activa y la reactiva.

Por la ecuación einstiana de la relatividad dicho contenedor alojará entonces, respectivamente, una "masa equivalente" [o "masa activa equivalente"] y una "reactividad equivalente" [o "masa reactiva equivalente"]; estas son "m" y "x". Un modelo de analogía en serie pondrá en evidencia que el llamado "factor reactivo" [o de "calidad" o de "mérito"] Q electrotécnico será el responsable que nos determinará el grado o cuantidad de cada una:

Q = Energía reactiva / Energía activa = Potencia reactiva / Potencia activa =
L/R = x/m =   =  arc tg

donde las energías no son pasivas [receptivas] sino activas [generadoras]. De esta manera, al querer producir una variación del FP lo que se está haciendo, en realidad, es alterar este factor Q con un cambio de frecuencia en =2f.

Posee un ejemplo inmediato explicativo para la comprensión. Supóngase que tiene una línea de transmisión a la salida de un transceptor de comunicaciones que se encuentra desadapatado con su antena porque la parte reactiva de la misma no ha sido compensada. Es decir, se halla fuera de sintonía. Se tendrá obiamente una importante ROE (Relación de Onda Estacionaria) y sobre la antena existirá una potencia total que es aparente. Sólo la parte activa de ella, a través del rendimiento energético de la antena, será la que se propague radiándose por el mundo físico conocido. La otra, la parte reactiva "murió" en la misma antena; esto es, que "pasó" al dominio metafísico. Basta compensar un poco la reactividad de la misma como para cambiar el FP , bien el Q, y que se mejore la respuesta activa quitando el desempeño en ese "otro mundo".

La luz que genera esta nave tendrá un espectro, y el mismo puede estar en el ámbito visible por nosotros o no [v.g.: el infrarrojo]; o bien tener ambas. Si analizamos las distintas posibilidades de la cuestión, como muestro en la siguiente imagen, podemos comprender fácilmente que existirá un caso en que, si bien es visible al ojo humano, no lo será por el radar. Esto se daría siempre que la energía aparente del OVNI no posea parte activa, sino que sea totalmente reactiva y toda activa que le llegue la traspasa, nada se refleja y por lo tanto tampoco producirá sombra.
   


Por otra parte, también observamos que lo "trascendental", kantianamente hablando como las "condiciones de posibilidad" de algo, está en íntima relación con la energía reactiva, es decir con aquello quieto y potencial. No en vano he distinguido aquí en este link la correspondencia biunívoca que existen entre los conceptos de probabilidad y potencia [poder]. Por ello no es descabellado pensar a lo reactivo como que es algo metafísico. Tal vez allí, en ese "otro mundo", al no haber espacio-tiempo no habrá propagación de la energía; y, siendo así, se vincula esto finalmente con el "sentir interno" [concepto "pilar" de mi "Filosofía Crítica Trascendental"], y éste con la muerte y su mundo. ¿Será por eso, quizá, que los espiritistas dicen que hay entidades y muertos que están "vibrando" a otra frecuencia, entendida esta última como un modo más de variación del FP?

Bastaría entonces quizá que en ese otro mundo se corra el FP como para que una fenomenología energética ocurra en el nuestro. Tal cual los crop circles, la ignición espontánea, los elementales, etc.; estos son, todas las entelequias y manifestaciones de ellas. Y no necesariamente esa corrección del factor sea siempre a la misma frecuencia produciendo un espectro no visible, sino también como se ha detectado en el infrarrojo.

Observemos al Hamiltoniano del tiro parabólico analizado. Si bien aquí soy consciente de que tenemos una suma que es escalar y no compleja, el Hamiltoniano incluye sin embargo lo potencial y la energía cinética, justamente lo reactivo más lo activo respectivamente. Reproduciré la conclusión del estudio: "[...] la energía potencial se entrega y se le quita en igual medida. Es como si la Naturaleza, "disfrazada" con el vestido planetario, proporciona una energía extra que luego la volverá a retener. Hay un intercambio aquí que no se corresponde con el sentido común de la empiria. Hay una energía almacenada en la Naturaleza que se suministrará controladamente dada las condiciones del fenómeno."

Este "mecanismo" de quite o agregado o modificación energético entre lo activo y reactivo, uno puede ser la frecuencia como se ha observado, pero también otro podría ser la Correlación, es decir la asociación de entidades. Pareciera que la energía de Correlación cruzada [véase este link y este otro por favor], que no produce trabajo, es meramente algo reactivo o potencial.

En suma, tendríamos visto hasta el momento dos "motores" de transcripción o modificación del FP, propios de una "free energy" si se desea: la frecuencia y la Correlación cruzada de las entidades.

En síntesis, no es que no exista el principio de conservación de la energía, sino que no existe para la activa o la reactiva, pero sí lo es para la aparente. Manteniendo su módulo, al cambiar el FP, se transmigra la reactiva en activa y viceversa.

   

Analogía electrotécnica
[El presente planteo lo he realizado en el año 2021]

Como se ha dicho, esta presentación que sigue es sólo una conjetura, ni siquiera una hipótesis y menos todavía una teoría, puesto que no sólo carece de fundamentos y premisas sólidas, sino que pertenece al esfuerzo de la seria especulación. Pero, como se entenderá, pretende dejar abierta una puerta a un posible camino de interpretación de las fenomenologías que los OVNIs, EVNIs, alienígenas, etc., que se nos presentan.

Sostengo que existe un mundo paralelo al nuestro, quizá compartiendo nuestro propio espacio-tiempo, donde la ousía [esencia de la sustancia] allí es de energía y masa equivalente [relativista] reactiva, que no pertenece al plano nuestro donde la ousía es meramente activa [calórica].

Proponemos para abordar estos contenidos una transformación de analogía: la electrotécnica. Así como se utiliza la misma para analizar cuestiones de la mecánica, o el contenido espectral de Laplace para superar el "escepticismo de Hume" y pensar sobre circuitos eléctricos, o bien la "transformada z" para desarrollar técnicas digitales, o espacios internos formales como el de Hilbert para explicar sucesos Físicos, nosotros también lo haremos con este recurso.

Daremos continuidad a mis estudios e investigaviones desarrollados en este link. De aquí podemos ver que si se dispone de un arrollamiento solenoidal, por ejemplo, se dispondrá de un inductor; esto es, de una inductancia L en serie con su resistencia R.

Conformado este circuito serie, si lo excitamos con un generador de tensión [baja impedancia interna] y aumentamos la frecuencia, se observará que disminuye el calor en ella —porque la reactancia aumenta y disminuye la corriente. Y por el contrario, si excitamos con un generador de corriente [alta impedancia interna] este calor se mantendrá —el valor de la corriente se mantiene igual. Deducimos fácilmente de aquí que la frecuencia maneja el "factor de potencia" [o "factor de conversion"
entre las energías activa y reactiva].

Esto, por otra parte, no impide que si recibe un campo electromagnético EH [ya sea en una radiación de zona cercana o lejana] se genere una tensión inducida de acuerdo a la polarización.

Entendemos entonces que el espacio físico ocupado por este inductor posee parte de él, o sea el "espacio" que le compite al de la inductancia pura L, y que se encuentra en un plano trascendente con una "materialidad equivalente" [meq=W/c2] reactiva inductiva. Energía reactiva W que obtiene de sí misma otorgada por la Naturaleza como se describió y explicó en el link mencionado precedente.

Este ejemplo que diera con anterioridad, donde un núcleo es imantado con una energía que ya la dispone en sí misma [como reactiva W] y no la toma de la fuente excitante [que ha sido activa P], muestra este efecto. Explica que ya hay una "energia oculta" en la Naturaleza y es trascendente, y que quizá sea la llamada "energía oscura" de la Física ortodoxa. Como así mismo, que las ousías reactivas allí existentes conformen la "materia oscura".

Y también por otra parte, si allí ella recibe un campo EH se generará una tensión en su interior. Esto, subsiguientemente producirá dado por quizá una permitividad funcional, se radie por Faraday a un exterior activo y sea recibido por una antena de radiocomunicacion: un simple inductor secundario a modo de transformador o bien resonante a modo de antena.

Si esta gente alienígena logra hacer vibrar objetos o cuerpos vivos limitados a sus atuendos o "limites de contorno", entiendo que conforme a una analogía electrotécnica como presentamos y donde L es la "masa equivalente relativista", podría esto sumergirnos en una ousía reactiva, imperceptible para nuestro plano dimensional que es activo, calórico. Lo mismo en ellos con sus propios cuerpos y objetos, logrando aparecer y desaparecer de nuestro mundo como lo hacen.

Siempre en toda presencia alienígena está presente la luz, y es bastante común la presentación de un rayo de luz no invasivo que abarca al abducido, como asimismo que expliquen algunos testigos que esta luminosidad es "sólida". Bien, quizá en esta fenomenología logren hacer vibrar todas las partículas biológicas y sus límites de contorno [vg.: ropa] sin cambiar o destruir sus funcionamientos y con ello las pasen a un dominio reactivo, trascendente, logrando inclusive la teletransportación por un camino fuera de nuestro espacio-tiempo que conocemos. Luego, en un proceso inverso se reproducirá toda la ousia.

Siendo así, lo que lanzan no es un rayo de luz, sino una sustancia ordenadora que brilla, que sí posee luz propia e ilumina. Por eso se suele percibir no difusa sino con perfectos límites delineados de contorno, normalmente cilíndrica o cónica, que se expande o contrae, que es sólida y también que no se refleja donde aplica. Disponemos en mis investigaciones de varios videos que lo muestran. Puede recurrir a este caso entre otros.

Así, ese "rayo" o mejor dicho "haz", que no es "luz" sino que ilumina, se entenderá que penetra en todo el objeto para cambiar cada una de sus partículas atómicas con la ayuda de un nuevo "factor de conversión"
.

Por eso los EVNIs no reflejan su luz, a diferencia de los OVNIs [naves autónomas o tripuladas] que sí lo hacen.

Por ejemplo, tendríamos la justificación de la levitación tanto en personas, vacunos o humanoides como se habrían visto. Cuando son embebidos en esa "cosa" vibrarían todos sus átomos y/o moléculas modificándoles el "factor de conversion" y se tornarían reactivos, no tienen "peso", levitan, pues su "masa equivalente", que siendo no-activa, ya no es homogénea con lo gravitatorio de nuestro mundo.

Se sigue a esto la analogía propuesta. Si pensamos como precedentemente se dijera en una implementación inductiva LR de configuración serie, tendremos lo siguiente si igualamos la energía relativista con la de la inductancia:


S[VA] = P[W] + j W[VAR]    Potencia aparente
W = meq.c2 
  kB2   Potencia reactiva   [deducida de: W = I2 L = (H.long/N)2. L = (long/N)2. B2 L]
L[H]
meq[g]   analogía propuesta
k[g.m2/s.T.r.H] = (long/
N)2    constante de proporcionalidad
B[T] =  B(
)     densidad magnética [máxima o pico que irá cambiando a ritmo de ]
[r/s] = 2  2.frecuencia[Hz]    vibración

O sea que un fuerte campo magnético de densidad B podrá determinar en un objeto físico un comportamiento reactivo, y lograríamos esta transformación dada por el "factor de conversión" con la ayuda de la frecuencia de variación de dicho campo. Así entonces, la vibración atómica-molecular del cuerpo estará dada por este factor . En suma:

meq    B2

O sea que un cuerpo físico por todos conocido si es sometido a un fuerte campo magnético alterno, sea sinusoidal o bien un armónico de un espectro dado, sería posible transformar su masa equivalente meq logrando que el mismo sea reactivo y donde su energía no sea calórica ni percibida en este mundo. En otras palabras, habríamos magnetizado al objeto físico. Y, aparentmente, esto no es invasivo ni a sus partículas ni a su histología.

Producido con ello este otro dominio, si existiese, si en él estuviese un fuerte campo magnético determinará magnetorresistencia impidiendo un normal funcional allí de un equipo electrónico que halla transmigrado, como asimismo cancelando por tanto la descarga de su batería quedando todo en stand-by. Esto se habría visto en el celular del caso de la familia Gill por ejemplo; a su vez, quizá y paralelo a esto, si allí existe un dominio fuera del tiempo-espacio nuestro (contraído o expandido por la Teoría de la Relatividad), perfectamente transcepciones del lugar podrían darse en nuestra realidad pero fuera de estas variables a compartir, como sería el caso posible de Irma Rick.

Continuemos ahora con nuestras investigaciones realizadas en el link precedente mencionado que nos permitirán comprender más estos temas y avanzar en ellos.

Com se explicó y diera a entender, si aplicamos a un bobinado con núcleo abierto de hierro una corriente continua Io[A] (con un generador de alta resistencia interna), éste se calentará Qo[Joule activos] veces por la potencia disipada Po[W] (I2R) del conductor y generando (Ordenando[%]) una energía reactiva Wo[VAR] (estática y proporcional a la densidad magnética al cuadrado B2[T2]) independientemente.

Si ahora excitamos con una onda cuadrada de corriente de igual amplitud Io, pasará que no cambia Po (porque la magnitud efectiva de corriente es la misma). Pero al aumentar la frecuencia efectivamente sí aumentará la reactiva Wo (Io2
L) por la "inercia" existente dada en "". Apatecerá entonces lo que conocemos como una potencia aparente S[VA] entre bornes del bobinado.


Si seguido le colocamos una bobina secundaria también con núcleo abierto, de alto Q[veces] (factor reactivo) a esa frecuencia y con despreciable coeficiente de acoplamiento k[%] (o sea con una inductancia mutua M[H] bajísima), y la cortocircuitamos, la energía en ella será reactiva y menor que la Wo del bobinado primario (porque ésta la Ordena produciéndola), y la Po del primario se mantendra igual.

Se tendría un ejemplo de esto en la captación de AM (frecuencias bajas del orden de 1 MHz) a la entrada de RF de un receptor de broadcasting porque se transmite en la zona cercana de Fresnel que es magnética. Estas antenas receptivas no poseen resistencia de radiación sino que operan como secundario de transformadores.

En otras palabras, no habremos transmitido energía (activa a reactiva), sino solamente la hemos Ordenado: con una activa Po liberada como calor Qo en el primario, gestamos (Ordenamos) otra reactiva en el secundario obtenida directamente de la Naturaleza que se halla en los dominios magnéticos del ferrite.

Si ahora quitamos el cortocircuito y conectamos una resistencia, esta calentará (aunque muy poco por cierto), y habremos conseguido la free-energy electrotécnicamente.


En suma, y utilizando todo lo dicho, yo en verdad apunto a lo que siguiente explico.

Quisiera saber qué le pasa a un objeto físico, una manzana por ejemplo, si le aplicásemos un inmenso campo magnético alterno, quiza cientos o miles de Tesla efectivos... Y, si como se cree saber que un campo magnético no afecta a su histología, tendríamos por tanto que no sería invasivo y mantendría por tanto su morfología y funcionalñidad. Hasta aquí nada nuevo.

Fíjense a modo de ejemplo, que si le producimos una energía de altísima frecuencia (o bien con contenido armónico altísimo) reactiva de W = 9.1016 [Joules reactivos], por la ecuación de Einstein tendriamos que su "masa equivalente" sería de magnitud:

meq = W/c2 = 9.1016 [Joules reactivos] / 9.1016 [m2/s2] = 1 gramo [gramo masa]

O sea que quizá desaparecería de la percepción sensible y de la gravedad, y sería sólo algo reactivo y no visible. Esto, aunque suene descabellado, sin embargo es lo que ocurre en la electrotecnia con una potencia aparente S[VA] donde "se aparece" una carga invisible que es la reactiva.

Si estos números (siderales por cierto) son de energía reactiva y que llegase a corresponder a una parte de la llamada "energia oscura" que ocupa el 68 % del universo, no sé si estaría tan loca esta apreciación.

Hagamos números para ver mejor esto. Si estimamos a la permeabilidad de la manzana como la del mismo aire
o, esto nos permitiría encontrar aproximadamente la inducción B necesaria para producir esta W que se precisa y obtener finalmente la meq buscada.

Nada nos dice que 1 gramo de masa sea mucho o poco en un ámbito reactivo, su elección fue mera especulación, por supuesto. Si hacemos lo mismo suponiendo ahora que sea una millonésima, esto es una meq = 0,000001 [gramo masa], observe lo que resulta

W = meqc2 = B2. long.S / o     0,000001 [gramo masa] . 9.1016 [m2/s2] = 9.1010 [Joule reactivos]
B  =  W .o / long. S  =  { 9.1010 [Joules reactivos] . 4. 10-7 [Tm/A] / 0,25 [m] . 0,0153 [m2] }    5400 [T]


Aquí puede considerarse mis estudios aplicados de la contracción del espacio-tiempo que realizaría un OVNI al aumentar su brillo. Se encuentra en este link. Por consiguiente, si como en el ejemplo dado allí se contrajera unas 100 veces, entonces quizá dentro o en el inmediato del OVNI se lograría la millonésima de gramo buscado disminuyendo al campo magnético en esta magnitud, resultándonos finalmente 54 T. O sea unas decenas de más veces que la necesaria para saturar a un pedazo de hierro.


Debe saberse que al aire se han consegudido en el 2018 unos 1.200 T por 100
s con 4.000 kA y 3.200 kJ, en el Instituto de Física del Estado Sólido de la Universidad de Tokio; en el 2001 unos 2.800 T por unos pocos nanosegundos en Rusia (el generador saltó literalmente por los aires destruyendo prácticamente el laboratorio); que para el 2015 los espectrofotómetros de Resonancia Magnética Nuclear (RRN) más avanzados llegan a los 21 T (ref 2: 03:13 del video); y que los RRN comunes de hoy en día 2021 se hallan en unos 3 T. Con 3 T ya se pueden borrar tarjetas de crédito a distancia o incluso para hacer levitar 10 kg de hierro. (ref 1, ref 2, ref 3)

  

Volvamos ahora a nuestra investigación de la existencia de un "mundo paralelo".

Supongamos que exista no un ambiente, sino un Universo, que se halle sumergido en altísima vibración de frecuencia e inducción magnética. Allí, como habríamos visto, todos los objetos se tornan reactivos, son reactivos; es decir, poseen una "masa equivalente" que le es propia a una energía reactiva: meq = W/c2.

Por tanto, aunque nuestro espacio sea compartido con ellos, no podríamos percibirlos calóricamente; esto es: con temperatura, que produzcan trabajo o que estén sujetos al tacto o a la gravedad (tengan peso).

Por ejemplo si armamos una bobina solenoide con núcleo de aire y se pregunta: ¿Dónde está su inductancia?, se dirá que es aquello que se ve y posee "N espiras, D de diámetro y L de longitud". Bien, y si en cambio se pregunta: ¿Dónde está su resistencia?, asombrosamente, se va a decir lo mismo. La diferencia la hará solamente la "velocidad" de la corriente que la ha de circular. Su "apariencia" (lo que se nos "aparece") del fenómeno constructivo es la misma. Será una o la otra conforme la "velocidad" con que se la excite. De igual manera, todo objeto físico que es sometido a una frecuencia alta de campo megnético lo convertiría prácticamente en reactivo magnético, si la capacitancia distribuída lo permite, esto es, que vaya a absorber esta vibracón.

Digámoslo así con este ejemplo: una carga eléctrica motriz convencional, un motor de alterna por todos conocido, poseerá una parte de potencia activa que radiará calor a nuestro ambiente, y a su vez otra reactiva que será destino afuera, en este plano "oscuro" de lo reactivo que investigamos.


Y ese otro plano o (mal llamado) "dimensión", que denominaremos Universo reactivo, trataremos de entender si afecta o influencia al nuestro que es activo.

Para eso nos valdremos de la misma técnica epistemológica: veremos lo que ocurre en la experiencia electrotécnica y correlacionaremos biunívocamente la empiria.

Hemos visto que dada una bobina con núcleo de hierro que es excitada con una corriente alterna eficaz Io genera una potencia calórica Io2R y otra reactiva Io2
L que no lo es. También hemos explicado que esta última —por el "misterioso" efecto de la inercia— toma energía de la Naturaleza uniendo los dominios magnéticos del núcleo y generando una fuerza que se entiende como contraelectromotriz.

Bien, qué pasa si este núcleo aporta una energía más extra, como la que puede ocurrir cuando es un imán. Éste posee como sabemos un magnetismo residual llamado remanente que aportará más intensidad de dominios magnéticos.

En otros términos, al usar una energía extra del exterior y que en este caso es también reactiva, esto afectará de alguna manera a la impedancia eléctrica total que presente el bobinado; esto es, disminuirá su "factor de potencia"
—o bien aumentará su "factor reactivo" llamado Q.

En suma, vemos que las energías del plano reactivo afectan a lo activo y modifican al "fenómeno" (lo que se nos "aparece"). En nuestro ejemplo sería la correspondiente a la potencia "aparente" S[VA].

En el hecho de que la "materia oscura" no interactúe con los fotones de luz, encuentro un paralelismo más a mis conjeturas. Porque lo reactivo no es homogéneo con lo activo. Si hay tal correspondencia, entonces sí podríamos justificar lo que se le llaman "fotones oscuros", o en mis conceptos "fotones reactivos" porque está vinculado con la "materia oscura".

Y esto, haciendo una especulación paralela entre el Universo reactivo y el plano de la "energía oscura" de la Física ortodoxa entonces cobrará sentido. Puesto que los astros del Universo activo son afectados por ello. Se alejan unos de otros debido a la fuerza que en ella hay.

Finalmente y para concluir, abreviando, lo que se está pensando es que
existe un plano reactivo, un Universo no-activo (y activable o reactivable) a modo de la "energía oscura" de espacio-tiempo compartido que afecta por sus fuerzas magnéticas al Universo físico y activo en el que vivimos y vemos del firmamento, donde sus objetos poseen una "masa equivalente reactiva" que le sería propia a la "materia oscura". Y ambos dominios se hallan en ortogonalidad (son un número complejo, en el plano), es decir, que tanto la energía aparente como la masa que lo acompaña también lo son.


En otras palabras: S[VA] = P[W] + j.W [VAR] sonde a sólo la potencia S le pertenece la conocida argumentación "La energía no se pierde ni crea, sino se transforma". Y se relaciona con que la materia (o masa) total del Universo vale m[g] + j.meq [g reactivos]. Siendo a su vez la ecuación de Einstein dada a lo activo y seguramente también a lo reactivo. He visto, si no estoy en un error y sepa disculpar por ello, que la física norteamericana Lisa Randall también defiende conceptos en esta línea de investigación.
   
La conjetura de un paradigma universal

Hemos llegado a inferir posibles conclusiones a partir no de axiomas o premisas supuestas, sino de la empiria, de consideraciones fácticas que sostendrían quizá lo que hasta ahora se ha planteado: la conclusión de lo que es la energía reactiva, el saber que el espacio-tiempo no se halla en la realidad física y la existencia de la inmaterialidad.


La posible existencia de un Universo paralelo al nuestro, con características reactivas y "oscuras" para nuestra percepción es, al menos para mi, evidente.

Si allí se manifiestan actividades inteligentes o viven allí, subsumidas a un dominio reactivo como nosotros lo estamos pero en el activo, donde el aire y el campo magnético terrestre nos somete, quizá, entonces, ellos sí puedan realizar influencias sobre nosotros con lo que hemos denominado "factor de conversión"
de energías.

De poder modificar esto, junto a sus frecuencias o espectros, obviamente que el manejo no será solamente de dominios reactivos sino inclusive de los activos como lo es el electromagnetismo, propios de la zona de Fraunhofer; de lo primero a esto, habrá sólo un paso más.

Esta conjetura permitiría tener un paradigma explicativo de prácticamente toda la fenomenología esotérica y paranormal: ufología, espírita, elementales, etc.

Por ejemplo, modificando este factor podrían crear perfectamente los crop circles, las igniciones espontáneas (como en Caronia y Laroya), etc. O bien localizar puntos fisiológicos afectándolos para lograr sanidades. También, plasmar seres vivos de su mundo a éste convirtiéndolos en activos (visibles), como viceversa: transportarlos desde aquí convirtiéndolos en reactivos e inclusive trasladarlos; incluído los objetos. Presentar EVNIs que hasta floten porque no poseen masa activa y sí luz propia. Modificar OVNIs por momentos para que no los detecten nuestros radares. Etc.

La cantidad de fenomenologías que se nos ocurra en nuestra imaginación entiendo que podrían explicarse con este paradigma; esto no tendría límites.
   
Algunas propiedades del dominio reactivo

Al nóumeno (metafísica sin espacio-tiempo: e-t) cuando le aplicamos el e-t que tenemos a priori dentro nuestro para poder aprehenderlo (función gnoseológica) y darle forma, lo convertimos en fenómeno (física con e-t)
.

El mundo reactivo esta en lo metafísico, y allí hay nóumenos. Pasar de lo físico a lo metafísico y viceversa es independiente del e-t. Podríamos con su uso trasladarnos en el e-t perfectamente en el instante y a cualquier distancia. Las Leyes de la Física son nóumenas. Por ejemplo: Faraday, Amper, e-c. Son así por no ser inerciales. Vea el link explicativo.


Si esta otra humanidad logra transportarnos a lo inmaterial por medio de alguna Ley magnética, transformándonos (o ellos a sí mismos y sus objetos) a una materia reactiva, podrían hacer viajar a esta ousía por el e-t sin dificultad, ampliamente.


Podrían realizarse quizá traslados de infinidad de años luz en el momento, como asimismo ir al futuro o al pasado.


Si tocamos una resistencia que está caliente porque la circula una corriente eléctrica puedo ubicarla, se encontrará entonces dentro de la forma que la concebimos (con el aporte nuestro intrínseco del e-t), y esto es algo "real y físico". No ocurre lo mismo con algo reactivo: inductancia y/o capacitancia, son algo "real pero metafísicos".


En el ejemplo de las brújulas y la Ley de Amper, la que es móvil entra en un dominio reactivo y, por tanto, su "espacio" no es compartido con el de la fija adhosada a la esfera. Esto se se decribió en este link
donde implicaría que la móvil entra también en un dominio reactivo cuyo "espacio" no comnparte con la fija a la bolilla.

La piñata que se explicó en este link, en un instante habría quizá sido magnetizada y convertida en materia reactiva, por tanto ocupo un "espacio" diferente, no detectable por la física de la emulsión fotográfica. Igual acontece con la inmaterialidad de muchos EVNIs que, inclusive, no se reflejan en el radar.


Continuando al hablar de electrotecnia, vemos que rercibimos sensorial y directamente a la resistividad, pero a las inductancias y a las capacitancias sólo indirectamente. La primera, al ser excitada, podemos percibir su cambio de color, quemarnos, observar deformaciones y gustos y olores. Con las otras dos no, sólo a través de instrumental de mensura electromagnética o bien por inserción en el circuito observando comportamientos (desfasajes, cambios de amplitudes, etc.). Si ponemos "algo" de esto en una caja cerrada y dos cables de alimentación, no podremos percibir por nuestros sentidos la incuctancia o la capacitancia que hay dentro; éstas reactividades se detectan sólo por los "efectos" que producen, puesto que se hallan en otro "espacio" no compartido con la resistividad que sí es activa.
   

El "factor de conversión"

Haremos un intento de comprender mejor esto. Recordemos que su concepto es equivalente al "factor de potencia" (o "cos
") de la electrotecnia, o bien su "factor de calidad reactiva" que llamamos "Q", no inventamos nada. Aquí su concepto radica en el cociente entre las potencias activa a reactiva: P/W. Sólo lo llamamos de otra manera para que se aplique a la "conversión" de energías activa-reactiva; esto es, a modo de "transferencia".

Para ello nos remitiremos a lo que se presentó en el link del espacio-tiempo y la experiencia con la Ley de Amper y las dos brújulas. Observamos aquí que finalmente la brújula B2 se mueve con una energía activa cinética que la absorbe de la reactiva potencial gravitatoria.

Los pasos que han ocurrido son los siguientes: 1º- Energía reactiva (gravitatoria potencial) > 2º- activa (cinética de la esfera) > 3º- reactiva (línea de fuerza magnética) > 4º- activa (cinética de la aguja de B2)

Y nos preguntamos entonces: ¿cuál fue el motivo de estas transformaciones? Bien, según entiendo, sólo hay uno, y es la movilidad. Sí, efectivamente, el "movimiento" es su motivo y no veo otra cosa.

Aquí será preciso, para entender más aún y encima profundizar en este concepto, que nos remitamos a lo que he investigado hace décadas como "función de distribución" que he llamado
/t. Que es un operador de velocidad aplicable al fenómeno.

Esta cuestión también se observa en otras áreas del conocimiento. Lo es, por ejemplo, en la Biología en cuanto a las condiciones metabólicas (anabólicas-catabólicas); lo es en la Economía en cuanto a la velocidad del dinero (Trabajo) (*1); etc.

Y más aún, en cuanto a lo que nos compite por lo que estamos estudiando ahora, lo será también necesario para gestar una energía reactiva en un inductor; esto es, que es dado por la frecuencia de excitación. A la "variación de la velocidad" ("aceleración") de las cargas circulantes, o sea a la "velocidad de la corriente" (
I/t).

Y es así como la "velocidad", presente de distintas maneras, conforma ser un propulsor (o quizá sea ella misma) del "factor de conversión":

          factor de conversión
     = /t

No en vano el genio de Aristóteles definió al movimiento como "La actualidad de lo potencial en cuanto tal"; o sea, como el proceso de realización de una potencialidad.

Dada tanta coincidencia en mis estudios y desarrollos, me vi en la necesidad de ampliar aún más este concepto arriesgándome a decir que de una manera general lo sería también con el "gradiente". Y resulta con ello por lo tanto (*2):

factor de conversión      = [ ]T


Para quizá verificar esto último de alguna manera, podemos recurrir, por ejemplo, a la Ley de Fourier en cuanto a la conducción del calor, por cuanto el flujo
(que es aquí la velocidad de la energía activa o calor E) se relaciona linealmente con el gradiente de temperatura T de la forma:  = E = k. T

Por otra parte, la simultaneidad existiría en el Universo reactivo porque es metafisico y no hay en él ni tiempo ni espacio. El espacio-tiempo es algo que ponemos nosotros para aprehender, sujetarnos, darle forma a otro algo que es metafísico. Y entra por tanto necesariamente en conflicto con la simultaneidad (Física cuántica, Teoría de la Relatividad y mi ejemplo de la Ley de Amper) por falta de homogeneidad.

Para el caso de la Ley de Amper y las brújulas, también, hay simultaneidad puesto que para B1 no existe el campo magnético nunca, ni aún tampoco cuando aparece o se acerca B2.

Por eso he dicho (*3) que: "Esto evidencia que lo que «sentimos» condiciona «a priori» al medio —condiciones de posibilidad de los fenómenos y los objetos que lo determinan como en Kant(*4)—, y que éste lo reintegra a su vez en una "reflexión" como «sensación a posteriori»."

   
  
La transcripción entre mundos
[El presente planteo lo he realizado en el año 2022]

§ - Introducción

Haremos un intento de comprender y explicar cómo quizá se da y realiza la transcripción entre el mundo fenomenológico que observamos y el de esta otra "humanidad".

Será para ello necesario hacer un esfuerzo y comprender la propuesta de Immanuel Kant: que el espacio-tiempo no se halla en el fenómeno sino que está dentro nuestro, que pertenece a una de las categorías del entendimiento y nos es dado a priori genéticamente, innatamente. Desde que nacimos los usamos para darle "forma" al fenómeno.

Tenemos dos consideraciones fácticas que apoyan esto y destruyen la uniformidad del espacio-tiempo según la comprensión ortodoxa. Por un lado y se sabrá, la relatividad del espacio tiempo conforme a Einstein (link explicativo); y por otra, la experiencia de la Ley de Amper (aquí tiene su explicación).

Será preciso en todo esto hablar con propiedad, esto es, usar los vocablos con su significación correcta. Sino no habrá otra manera de comunicarnos. Para eso detallo un breve glosario aplicado a nuestros intereses:

- Intelecto: Es la facultad cerebral que permite abstraer (aislar una propiedad o función concreta de algo) conceptos con el fin de formarse las ideas de la realidad y poder procesarlas entre sí.
- Entendimiento: Es la acción de asimilar algo objetivo o abstracto. Sería sinónimo de "comprender".
- Categoría: Es el eslabón de una taxología (como lo eran las "categorías" de un buscador de la intenet antiguamente) del entendimiento.

Así, el entendimiento, se comporta tal cual una determinada "forma" que hace caber en ella algo que le "encaje", sino no será comprendido. Por ejemplo, en un niño, primero será preciso enseñarle a sumar para luego multiplicar, esperando que el estadío piagetiano de su desarrollo cognitivo haya evolucionado a un estadío posterior que lo contenga. Sino será como querer apretar la tecla de multiplicar en una calculadora que carece de esta opción; o bien querer meter en un cajón cuadrado una pelota que es redonda.

De esta manera, el entendimiento es como un mueble cajonera, donde cada compartimento es una categoría del mismo. Y esto se trae a priori desde el nacimiento y también se va conformando con la edad y la experiencia. Así las cosas, para comprender algo, es decir entenderlo, será preciso disponer a priori de una categoría del mismo y poder alojarlo, asimilarlo.

Los estudios de Kant han llegado a explicar que tanto espacio y el tiempo no se hallan en el fenómeno de la realidad sino que se encuentran dentro nuestro, donde al ser aplicados a la realidad le dan "forma" y se nos "aparece" como "fenómeno" (sinónimo de "apariencia").

Esta fenomenología física del espacio-tiempo que hemos aportado la hemos formado de donde se hallaba "dormida" en un plano metafísico con "apariencia" de "nóumeno". Por eso, el fenómeno es lo que se nos aparece de la realidad física, mientras que el nóumeno lo es del de la metafísica.

Aclaro que no estoy hablando de una metafísica como la entendió Aristóteles (estudio del ente), ni de la religiosidad, ni nada de eso, sino de un plano de realidad donde las leyes de nuestro mundo de la disciplina Física no compiten: allí se carece del espacio-tiempo, por tanto de la causalidad (ley causa-efecto) y la entropía.


§ - La multidimensionalidad

Bien, como dijimos, supongamos que este otro mundo acontece en 5D (3 de espacio + 1 de tiempo + otra) o más. Puede poner dentro de ellos al tiempo si gusta y con ello nos alejarnos de lo que es para mí la metafísica.

Si allí en nD hay individuos vivientes con inteligencia y poder de decisión, capaces de organizar su materia como lo hacemos nosotros, entonces quizá podrían influenciar en el nuestro como lo haríamos nosotros que estamos en 3D sobre otro que se halle en 2D (en un plano: largo + ancho + tiempo sin la profundidad). Observe este dibujo que pretende ser explícito.

Entonces, ellos podrían hacer con nosotros como lo haríamos nosotros con las fichas en un mundo plano:

- Hacer saltar las fichas de un lugar a otro (teletransportándose)
- Esconderse entre las fichas (desaparecer y aparecer a voluntad en otro lugar)
- Conocer la posición de las fichas escondidas (tener conocimiento de nuestrtas conductas ocultas). Para las posiciones desconocidas de 2D, no lo serán para los de 3D porque se pueden ver desde "arriba"
- Viajar en el tiempo hacia adelante y atrás
- Al poseer nD, quizá se usen sólo algunas de ellas para vivir y desenvolverse, sin necesidad de ocupar las que ocupan las inferiores. O bien que sólo lo harán a veces presentando con ello las esporádicas fenomenolgías paranormales ("al lado" de lo normal).
- Etc.

Un cono 3D que atraviese un mundo plano en 2D se verá en este último como una elipse que va cambiando de radio. Asi nosotros en 3D con respecto a los nD veríamos una esfera que cambia su tamaño cuando en realidad es otra cosa.

Para el caso exclusivo de una EVNI esférica que levita y se desplaza, por ejemplo, podríamos comprender el efecto con el siguiente dibujo (gracioso, por cierto). Un mundo de vidrio 2D donde existen seres chatos de hierro son atraídos por un imán que emula la gravedad. Un ser en 3D si iluminara con una linterna, traspasará su luz este mundo de 2D dejando una elipse que, para los seres chatos, estará ajena a la atracción del imán (gravedad) y por lo tanto levitará, y será libre de moverse por orden del ser en 3D donde quiera e inclusive cambiando de tamaño.

De esta manera, lo que percibimos sensorialmente como 3D de las fenomenologias paranormales, son sólo una parte de las nD. Por eso ocurren muchas veces las extrañas formas que se nos aparecen. Algunas seguramente no son el resultado de un producto terminado, sino que son sólo una mera parcialidad.

Como nacemos con una categoría kantiana del a priori en 4D (3D + tiempo), por eso no podemos ver ni entender a las que son nD. Dicha nD debe estar frente a nuestras narices, no afuera, sino dentro nuestro, pero como carecemos de la capacidad para su comprensión o entendimiento, por ello no podemos hacer su uso; esto es, usarlas (fenomenologías parapsicológicas PES y PK). La Naturaleza es una sola para nosotros y los alienígenas. Seguramente sea falta de órgano, tanto por su ausencia de objetividad o por el de falta de desarrollo funcional.

Preguntémonos cómo sería nuestra vida si estuviéramos preparados con una categoría a prori kantiana del entendimiento con más dimensiones; por ejemplo con 1 de tiempo y 4 de espacio. Sería conveniente aquí investigar si algún psicotrópico lo logra. De forma análoga y opuesta, entender qué pasaría si nos faltara 1D de este a priori y no detectáramos una de las dimensiones (vg.: la profundidad, o el tiempo quizá como el llamado "estado vegetativo") como ocurre en la falencia de la metamorfopsia.

Si uno para orientarse cierra los ojos y usa el tacto solamente, no percibirá la profundidad, sino que se moverá en 2D. La vista sí percibe 3D por la convergencia de los ojos. El olfato no percibe dimensión, como tampoco el gusto. El oído sí percibe la dimensionalidad 3D aún cuando use uno solo. Ejemplo: con la vista (3D) puedo guiar el tacto (2D) de una caricia para que sea más placentera. Ejemplo: con el tacto (2D) no puedo distinguir (darle forma) a un objeto si no se dispone de una experiencia previa; sino sólo con la vista (3D). Y distinguir las piezas y el funcionamiento de un piano puedo hacerlo solamente si aplico mi otra dimensión que es el tiempo, y por lo tanto darle su uso (tocar el piano haciendo música).

Se comprenderá entonces que hay nD "potenciales" delante nuestro para ser plasmadas en el intelecto y comprender los fenómenos, pero nos falta órgano que lo aplique; estamos limitados. Ejemplo: nuestro espectro visual es acotado y entonces no vemos el infrarrojo, no existe ese color para nosotros en nuestras categorías del entendimiento kantianas. Pero sí existe en el mundo fenoménico multidimensional.

Supongamos que nosotros, que nos movemos en 3D, sólo nos conformásemos con 2D y la sobrante dimensión (v.g.: la profundidad) no la usásemos. Esto bien por necesidad, seguridad, pragmatismo, ahorro, etc. Un habitante de esta última 1D faltante no nos distinguirá, y nosotros sí podríamos afectarle cuando quisiéramos usando de ella.

A las nD (5 o más) no las podemos entender, percibir, y por lo tanto no le podemos dar forma. Sólo la podemos intelectualizar. Y allí la importancia de la abstracción. Se suelen utilizar ejemplos de analogía que correspondan biunívocamente al fenómeno de la Física como lo son en las Matemáticas las variables espectrales, la transformación "z", etc.


§ - La fenomenología paranormal

Comprendido lo que he expuesto, será sencillo ahora explicar lo que ocurre en la diversidad de la fenomenología paranormal.

Es que existe un mundo paralelo al nuestro, de espacio-tiempo compartido quizá, con diversidad de vida y donde sus habitantes en sus multidimensionalidades experimentan vivencias de fenomenología incomprensibles para nosotros porque no estamos preparados innatamente para darles forma, luego entenderlas y finalmente intelectualizarlas como quisiéramos.


La formación de los objetos de la experiencia
[El presente planteo lo he realizado en el año 2022]

Todo fenómeno (“apariencia” física de las cosas y objetos de la Naturaleza) son "ondas". Son sistemas ondulatorios producidos a partir de una perturbación y que, según el contenido espectral de dicha excitación y las propiedades del medio, éstas pueden ser de dos tipos: controladas o no.

Las primeras o reguladas, dan origen a lo biológico formando fenotípicas diferentes, asombrosas muchas de ellas. Nosotros mismos somos una de éstas desde el mismo momento de la fecundación de gametos. Las otras, que dependerán de la topografía (por darle un nombre) del ambiente que se inserta, generarán también las formas de los objetos de la Naturaleza en toda su amplia extensión (montañas, valles, rocas, etc. y entiendo que hasta los mismos astros).

Los resultados no son siempre sinusoidales, sino armónicos cuya sumatoria muestran la fenotípica "caprichosa" de los diferentes objetos.

Cuando el medio es homogéneo y no hay fuerzas interactivas o interfentes, dicha onda conforma un sistema propagado con característica sinusoidal perfecta. Es el caso de una hélice en el medio acuoso de una calma laguna; el de una antena de transmisión electromagnética; etc.

En esta perturbación y por consiguiente propagación, básicamente se distinguen dos zonas: una cercana al foco generatriz y otra lejana con respecto a la "longitud de la onda" que produce. Ambos dominios poseen características diferentes.

La primera, la cercana, es de característica "re-activa"; esto es, que contiene una energía potencial de la Naturaleza que puede reactivarse. La segunda, ya independiente, continúa su viaje portando la energía.

En los seres vivos, que es lo que nos ocupa, específicamente en la del hombre, dicho impulso inicial posee un contenido de synolon (materia y forma aristotélica) inicial. Proviene de un a priori genético, innato, como si fuese un "impulso de Dirac"; o mejor dicho de una manera más "terrenal" a como si fuera de Kronecker —es el anterior con amplitud unitaria. Éste, imperfecto, contiene un espectro interno limitado donde el espacio-tiempo sobrellevará la materia del mundo que ha de interpretar, de darle la "forma" que Kant interpreta en su Estética Trascendental.

Este espectro inicial poseerá un determinado ancho de banda que le dará la permitividad al individuo de conocer al mundo limitándose por esta versatilidad. En un modelo de analogía, la disciplina que estudia esto con detalle es la Electrónica en sus áreas de las Comunicaciones y de la Teoría de Control.

Así, venimos al mundo con una trascendentalidad (kantianamente hablando) a priori que configurará a posteriori las formas de los objetos de la experiencia. Me refiero a las Categorías del Entendimiento, como lo son el espacio-tiempo que conforman las 4D.

Desde que abrimos los ojos nosotros generamos un espacio-tiempo, lo ponemos nosotros, no se encuentra "ahí afuera" sino dentro nuestro. De la misma forma en cada estado de realidad como lo es al dormir (sueño paradójico), las vivencias con afecciones psicotrópicas, alcoholismo, etc.

Si esta potencialidad innata fuera mayor, es decir como si fuera un impulso de Kronecker más agudo (aumenta por tanto su ancho de banda), el resultado de esta actividad o perturbación ondulatoria en el medio fenoménico podría conformar más datos y ampliar nuestro espectro a los objetos nD allí existentes de los llamados "mundos paralelos".

En mis estudios que escribí hace años como "Filosofía Crítica Trascendental", he observado y planteado que este concepto impulsional es nuestro "sentir en sí"; o sea, la cuestión psíquica que como trascendentalidad kantiana nos otorgará el vivir.

El siguiente dibujo que presento pretenderá explicar estos efectos más comprensiblemente. Allí se entenderá que si tuviéramos la capacidad innata de percibir más que las 4 dimensiones del espacio-tiempo ortodoxo (4D), entonces podríamos albergar ese otro mundo n-dimensional (nD) que sostengo en mi teoría.

  

Podemos verificar esto observando que la Ley de Causalidad (TRANSFERENCIA del sistema), tal cual lo obervara el "escepticismo de Hume", no posee la variable dimensional espacio-tiempo; esto es decir, que la realidad del mundo carece de esto sino que solamente se halla dentro nuestro en la psique.

Se sabrá que la respuesta al impulso contiene a la TRANSFERENCIA, que expresa lo que hay dentro de ella, por lo menos en una parte —convolución Laplaciana. En dicha TRANSFERENCIA esta el nóumeno (es decir aquello que no se puede conocer) más un "patio de objetos" cognoscible (Nicolai Hartmann). Solo por sus efectos entonces podemos tomar su conocimiento parcial.

En suma y para resumir con sencillas palabras, se ha mostrado y llegado a la conclusión de que traemos al nacer una posibilidad de darle formas en 4D (espacio-tiempo por todos nosotros conocidos) a los objetos que se hallan en una realidad nD (multidimensionalidad) del mundo que nos rodea. Los excesos n-4 dimensionales existirán pero no los podemos percibir a voluntad, no nos encontramos orgánicamente preparados para ello por medios propios.



Referencias

(*1) "Filosofía Crítica Trascendental", cap. 10 de Política y Economía, § El dinero
(*2) "Filosofía Crítica Trascendental", cap. 1 Filosofía Crítica Trascendental, § Conclusiones
(*3) "Filosofía Crítica Trascendental, cap. 6 Física, § La cosa en sí de Kant
(*4) KANT, Immanuel: Crítica de la Razón pura (A 1781 y B 1787), trad. por Pedro Ribas, Madrid, Alfaguara, 1978. A 115 y B 168

  


Eugenio
02/06/19 - Actualizaciones: 30/05/2, 06/06/21, 12/06/21, 22/06/21, 14/02/22
Contacto, Mar del Plata, Argentina