INICIO > LOS EXTRATERRESTRES > LAS ABDUCCIONES
    

Las abducciones  (volver al INDICE)

No es que quiera alarmar, pero cuestiones como las de la Base de Dulce son temas que debemos tener presente.

Es mi intención hacer una observación y dar un consejo a la sociedad. Cuando se produce un siniestro, como por ejemplo la desaparición de una persona, se puede pensar que el responsable del efecto haya sido una abducción alienígena pero, seguidamente y con seguridad, se tendrá resquemor de exponer esta idea por temor al ridículo. Es un temor a ese ridículo con que se suele quedar ante dichas afirmaciones, cuando al pasar el tiempo, afortunadamente esta persona aparece y se ve frustada la hipótesis. Seguidamente, entonces, debemos saber que esta recurrencia social es perjudicial e impide un serio análisis porque, como se sabe, hay muchas personas que nunca fueron halladas y, pasado el tiempo y silencio propicio para su análisis por temor a este "ridículo", determinará haber perido un tiempo precioso para el estudio y develación del caso. En suma: no se debe dejar de mencionar las suposiciones que uno tiene, aunque tengan excentricidad y fueran falto de tino por más que parezca, ya que llegado el caso, otorgará un tiempo precioso para su análisis que de otra manera se perderá.


Si tuviéramos que enumerar los casos de abducciones que se habrían producido psíquicamente, esto es, a través de ensueños o algo hipnagógico por darle un nombre, tendríamos que nombrar no cientos, sino miles. Los hay por todo el mundo, épocas y niveles culturales. Se deberá conocer entonces que es táctica sabida en estos encuentros que el estado onírico y telepático cobra singularidad importancia en casi en todos los testimonios.Y paralelo a ello que la hipnosis es una herramienta poderosa para traer al recuerdo estas vivencias.

Como la gran mayoría, digamos por encima del noventa porciento de ellas, explican haber vivido una abducción psíquica y no física, realizadas por la raza de los grises, y sería innumerable entonces nombrarlas, he decidido hacer al revés; esto es, nombrar a quienes las han vivido con predominancia física o bien han obtenido de sus experiencias alguna evidencia falsable.

Observe las imágenes que tenemos de las civilizaciones maya y azteca si no son representaciones de esta especie que estamos analizando.

Muchas veces se ha pensado que estos secuestros e intervención "médica", por darle un nombre, se sustenta en el estudio de nuestra organísmica. Pero, esto entiendo que es equivocado, pues se vienen dando los testimonios de hace más de medio siglo y, si esta gente es tan inteligente, no cierra el hecho de que pasen tanto tiempo estudiándonos. Sino que el móvil debe ser otro, y muy lamentablemente, que pasa por intervenirnos en algo. Por ejemplo, conocidos son los casos de que implantan un pequeñísimo objeto dentro de los cuerpos. Bien, esta situación como la posibilidad también de que afecten a nuestra evolución genética, tal vez con una pretendida intención e interés de hibridación, no sea ajeno a sus intereses.

El caso Valdés


No quiero dejar pasar el caso impresionante de la patrulla militar de 7 muchachos (soldados: Humberto Rojas Bell, Iván Robles Riera, Germán Riquelme Valle, Raúl Salinas, Pedro Rosales, Juan Reyes, y Julio E. Rojas Suárez y aquí la foto de algunos de ellos) a cargo del cabo Armando Valdés Garrido el 25/04/77 en la zona de las caballerizas de Pampa Lluscuma, Chile, haciendo vigilancia de noche. Aparentemente fue abducido por 15 minutos y luego devuelto con su reloj pulsera detenido y adelantado 5 días, y con su barba crecida con un espesor semejante a este lapso y en trance hipnagógico. Cuando ocurrió esto el cabo tenía 23 años y puede vérselo en Wikipedia; luego fue entrevistado unos años después. Puede verse un video de Valdés en su copia de nuestro sitio.
Salinas en el 2002 dio fe de que Valdés se había afeitado con anterioridad ese mismo día y lo asustó verlo con barba, sus ojos saltados, la ropa rota, con el reloj   cambiado y haberlo "visto caer" como de la nada!!!, y rodeado delgrupo dijo "Ustedes no saben de dónde venimos ni quiénes somos". Vea su testimonio en nuestra copia. Similares efectos narró también Rojas, y puede verlos en nuestra copia.
Ya en el 2013 Valdés, convertido a la iglesia evangélica, desmiente tal abducción porque no la recuerda y ha considerado la experiencia como perniciosa para la gente por ser un efecto demoníaco según su creencia. Vea una explicación en nuestra copia.

Es de destacar, por otra parte, que el OVNI visto era una gran luz acompañada por otras dos menores a los costados. Esto lo explica el ex-suboficial Humerto Rojas en este testimonio, y que concide con el missing time vivido por la familia Sandoval.
Se posee una referencia completa de este caso en el link siguiente de Wikipedia.

El caso Juan Maldonado

Este señor chileno Juan de las Mercedes Maldonado Oviedo (1928-1996) habría sido un campesino y que falleció en un accidente. Tuvo un hijo adoptivo llamado José Miguel Castro que lo acompañó en sus últimos años de vida, que también habría tenido contacto con esta extrahumanidad, agregando que la residencia de los mismos es un colosal precioso paisaje y edificación, donde exite la total armonía. Vea su testimonio del año 2000.
Afirmó haber tenido varios contactos con seres extraterrestres que se presentaron en un OVNI, pero lo que diferencia este caso a otros similares, es que a raíz del primer encuentro en 1977, desarrolló unos poderes sobrehumanos, adquirió capacidades telepáticas y premonitorias, verificándose estos efectos por los testimonios de personas que lo conocieron.
Las dos primeras experiencias ocurrirían en la zona de Río de los Ciervos (-53.183152, -70.933445), cerca de la ciudad de Punta Arenas, Región de Magallanes, al sur de Chile, en la propiedad del mpresario Arturo Solo de Zaldívar donde trabajaba como empleado de jardín y quinta. Luego de la segunda presentó estigmas de sangre en sus brazos que fluyeran sin corte ni motivo. (*)
Para junio de 1977 fue sometido a sesiones de hipnosis regresiva, según las transcripciones de papel, audio y video, donde estos seres eran altos y transparentes, que vinieron de un planeta detrás del sol de Genemis, y son los artífices de las pirámides de Guizá junto a los egipcios.
Estos seres también le habrían hablado de “Las tablas de la ley” del profeta Moisés, que fue un hombre de ellos, asimosmo como fueron ellos con sus naves las que apartaron las aguas del Mar Rojo para que pasara. Además, Jesús, Moisés y Elías fueron una misma persona en diferentes épocas, que predicaban el bien y el amor entre la corrompida humanidad.

(*) Quien les habla ha vivido en su cuerpo algo similar. En el mismo día 04/02/10 y al siguiente, de hallado un amigo que se accidentara hasta la muerte en un acantilado luego de golpearse su cabeza, se me presentó en ambos momentos pequeños trazos de sangre en la mía, centímetros, sin motivo aparente. La primera bajo el pelo con una cascarilla, pero la segunda luego de dormir en la frente sin raspadura ni nada. Sus fotografías.

El caso Betty y Barney Hill

Al anochecer del 19/09/61, Betty y Barney Hill de Portsmouth, New Hampshire, informaron de que habían sido abducidos por extraterrestres. Según la pareja, habían sido seguidos por un platillo volante mientras conducían su coche, luego abducidos y posteriormente sometidos a un examen físico íntimo. También recuerdan haber observado un mapa de las estrellas en 3D dentro de la nave. Tuvieron una experiencia hipnagógica. Incluso bajo hipnosis, los Hill mantuvieron su historia y despertaron un interés masivo entre la población. Según el relato de Betty en trance hipnótico, esos seres le informaron de un esbozo que dibujara y, aparentemente, sería confirmado más tarde como el diagrama astronómico de sistemas estelares donde cobraría hegemonía la raza de los grises provenientes de la estrella binaria Zeta de la constelación Reticuli; esto, sin embargo, yo lo desmiento. (ref 1, ref 2)

El incidente de Vorónezh

Ocurriera el 07/10/89 en la ciudad de Vorónezh (51.671667, 39.210556), capital de la región de Chernozemie, 480 Km al sur-sureste de Moscú, Rusia. Un grupo de chicos por la tarde jugaba en un parque en la zona de Levoberezhni de la ciudad cuando una gran luz apareció en el cielo, y luego de realizar algunos vuelos sobre los techos de las casas, como si estuviera relevando el lugar, aterrizó en un parque. La luz era una gran esfera achatada que se posó suavemente en medio del parque. Cuando el brillo se apagó una pequeña escotilla en la parte inferior del OVNI arrojó a varios seres, de alrededor de tres metros, y que, acompañados por lo que parecía ser un robot de movimientos toscos y casi erráticos, unos de los seres recogió muestras del suelo. Poseía un signo como el OVNI fotografiado en 1967 en la localidad madrileña de San José de Valderas. Un niño que asustado intentó correr cuando un haz de luz, lanzado por uno de los extraterrestres, lo hizo desaparecer. Contrario a lo que todos supusieron, el chico no había muerto sino que sólo no estaba, y reapareció minutos después que el OVNI se elevó al cielo luego de escazos cinco minutos. Seguidamente alumnos del Colegio 33, ubicado frente al parque, comenzaron a sentirse mal, mareados y con dolores de cabeza, aunque los síntomas fueron pasajeros.
Volodia Startshev, un niño de 12 años, según contó, pudo observar a las extrañas criaturas desde una distancia de 5 metros: "Cuando ellos salieron de la nave, yo me quedé inmóvil, como paralizado. Estábamos todos muy asustados. Dos de los seres salieron de la nave y observaron el lugar. Después de cinco minutos, se fueron. Cuando desaparecieron, me mareé. La cabeza me dolía, y me daba vueltas".

Observe el signo ufológico de Ummo que presentaría el dibujo representativo de uno de los niños testigo.
Muchos ufólogos desmintieron el caso diciendo que era parte de una maniobra de prensa para alejar la atención del pueblo soviético del incipiente derrumbe comunista.
(ref 1, ref 2)

El incidente de San Antonio de Padua de la Concordia

El 09/08/92 en la zona del municipio de San Antonio de Padua de la Concordia (-31.392222, -58.016944), Entre Ríos, Argentina, al mediodía un OVNI aterrizaría en un parque público cerca de niños jugando. Los hermanos de apellido Molero llamados María, Emma, Carlos y Jorge, serían conducidos a la nave llevándolos. Una docena de otros niños testigos, espantados, dieron aviso. Luego de tres días volvieron a aparecer en el mismo lugar presentando pequeñas cicatrices similares
en sus mejillas izquierdas conforme a la imagen. Los tstimonios de los pequeños son los siguientes:
María: "Una gran nave dorada nos llevó al cielo y fue impulsada por Dios, sé que fue Dios. Vestía túnicas doradas y tenía el pelo largo y plateado, era un hombre agradable y nos dijo que lo llamáramos Laiar. Nos mostró la Luna y otros lugares en el cielo y dijo que eran de las estrellas." Jorge: "Por un momento, nos raspó la cara con un palito y nos pinchó con una aguja, pero no nos lastimó para nada." Emma: "Me gustaron las habitaciones porque todas las camas eran sueves y muy altas." Carlos: "Había un millón de botones y luces. El hombre se veía raro porque tenía una gran cabeza y dos grandes ojos amarillos. Es nuestro amigo."

El caso del Capitán William Schaffner

El incidente con el Capitán William Schaffner fue el 08/09/70, cuando el radar de la base militar RAF Binbrook, Inglaterra, recogió un objeto volador no identificado sobre el Mar del Norte, los pilotos rápidamente trataron de hacer contacto. El Capitán William Schaffner indicó que había interceptado un ‘objeto cónico’, entonces todo contacto con él se perdió. Tres meses más tarde, su avión fue descubierto intacto en el fondo del mar, pero su cuerpo nunca fue recuperado a pesar de que su cabina estaba cerrada. La explicación oficial descartó una vez más la idea de un misterio extraterrestre, considerando que probablemente la muerte del piloto fuera causada por volar demasiado bajo sobre el mar. (ref)

El caso de Charlie Paz

Charlie Paz Wells (transexual "Verónica Paz") viajó en 1974 a la región de Chilca, Perú, con un grupo de personas a ver avistajes; se aleja y regresa a los quince minutos aproximadamente. Cuenta que lo contactan telepáticamente y estuvo abducido por unos quince días aunque su reloj solamene marcaba una diferencia de 6,5 hs, y tenía algo de barba. Recuerda que estuvo con un extraterrestre aparentemente en otro planeta a 4,5 años luz de distancia, en un lugar diferente, con vegetación, ciudad, prolijidad, etc. Puede verse un video en Youtube o bien escucharse su copia abreviada en nuestro sitio.


El caso Mannion y Corbett

En setiembre de 1997 la pareja newyorkina Michael Mannion y Trish Corbett en su cabaña en la frontera canadiense, de noche, luego de haber visto un OVNI, se acuestan y despiertan sentados en la cama por la mañana y, haciendo uso de memoria mediante la hipnosis, recuerdan vagamente una experiencia de abducción. Se complementa con ello filmaciones de OVNIs que sacó el señor. Michael dijo que ya hacía tiempo que esto lo hacían con él. Puede ver su video nuestra copia.


El caso Buech y Alistin

Will Bueché y Karin Alistin cuentan que desde hace muchos años suelen tener experiencias oníricas de abducciones, como en sueños pero reales, donde el tiempo es elástico (missing time) y los lugares donde se encuentran cambian repentinamente. Puede ver un video resumido en nuestra copia.

El caso Sue Jamieson

La señora Sue Jamieson, casada y con hijos ya grandes, vive en las colinas de Belmont dice que ha sido abducida desde su infancia y recién a los 19 años se dio cuenta de ello y realizado por pequeños seres grises.  Siempre tuvo miedo aunque siendo pequeña no lo recordaba. Dice que toda su vida ha sido una pesadilla por ello. Puede ver  su video nuestra copia.

El caso de las hermanas Rosi

Mónica Rossi y su hermana María Eliana Rossi, en 1989 en la Escuela Regina Pacis, Santiago de Chile, Chile, cuando tenían unos ocho años aproximadamente, ven un platillo estacionado en el medio del patio del recreo de su escuela, y ningún otro chico de los que etán jugando lo nota. Se abre una escotilla y baja un uniformado alto y gris y la nena menor Mónica se le acerca mientras la hermana le grita que no lo haga. Luego aparecen regresando por la calle con su tutora y ven pasar el platillo por encima de ellas. El tema es que no lo comentaron nunca hasta unos años atrás en que María lo recuerda y entonces se comparte y confirma la cuestión su hermana, confusa, como hecho de haber vivido un sueño en común, pero real. En trance hipnótico la menor recuerda una abducción. Puede ver su video en nuestro sitio y la experiencia de su exposición hipnótica aquí.

El caso de José Martínez

Español, José Martínez al actual de la entrevista con 51 años, pintor artístico, por allá de 1996 en la zona de Seno Otway (-52.883333, -71.116667), en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, Chile, cuenta que fue abducido por la noche a la orillas de un lago al acampar. A eso de las 23:50 h se despertó en forma abrupta y vio una inmensa luz alrededor del vehículo. Despertó a las cinco de la tarde del día siguiente, en la camioneta, con sus anteojos puestos y destapado, sin recordar nada de lo que había ocurrido. Tiempo después, y a raíz de este raro incidente, se sometió a una sesión de hipnosis, donde descubrió que él se acercó a aquella fuerte luz y tomó contacto con ciertos seres adentro de una nave, altos, sin rasgos definidos y muy bellos. Hay figuras altas que lo estudiaron biológica y psíquicamente en una sala preparada afín. Puede ver su video en una copia abreviada en nuestro sitio. (ref)

El caso de José Santiago Infante

Esto se da en el pueblo de Sabanilla, en el Cantón Celica (o Celestial), Loja, Ecuador. Aquí hay un caso de secuestro del señor José Santiago Infante por tres individuos pequeños encapuchados, que se autidentificaron cono "extraterrestres" y que se lo llevaron a una nave suspendida del suelo. Y le dijeron a su
esposa "que no se preocupara porque se lo devolverían en un año".
Hasta aquí todo "comprensible", pero lo más llamativo (y humorístico) del caso es que el padre denunció a la justicia el efecto como secuestrado por verdaderos extraterrestres; y el juez Dr. Manuel Aguirre consintió la demanda.
Esta acción civil solamente se puede entender si tiene como fin el poder legal de poner en campaña de búsqueda a la persona a todo el plantel policíaco, perital, etc.; o bien salvaguardase de alguna manera ante un posible fraude y sus consecuencias.
Luego a la brevedad fue "regresado". Cuenta Infante cómo eran, cómo era la nave, que sabían hablar castellano, etc.
Puede ver su video en una copia breve en nuestro sitio.

El caso Claudio Pasten

En la noche del 16/05/97 entre las 22:30 y las 23:00 hs Juan Claudio Pasten Toro habría sido abducido en la reserva natural El Morado, Cajón del Maipo, Santiago de Chile, Chile, cuando se encontraba acampando en la orilla de una laguna. Al ser sometido a hipnosis para recordar lo que sucedió en un período de missing time (tiempo perdido) que tuvo entonces, narra haber estado con seres extraterrestres. Luego el caso cobra gran notoriedad por la comercialización del efecto a través de canales televisivos.
Refs.: ref 1, ref 2, ref 3

El caso Betty y Barney Hill

El matrimonio Betty y Barney Hill regresaban a su casa en Portsmouth el 20/09/61 luego de pasar unos días de vacaciones en Canadá. Durante el trayecto, notaron interferencias en la radio y vieron cómo una luz se acercaba al auto. Un enorme objeto se situó muy cerca de ellos. Vieron a varios pequeños seres que lo observaban. Inmediatamente intentaron escapar, pero la nave se posó sobre su coche. El auto comenzó a vibrar de manera violenta y ha hacer un sonido electrónico ensordecedor que les hizo perder la conciencia. Cuando despertaron, se encontraban ya muy cerca de su casa. La señora Hill luego tuvo constantes sueños extraños en los cuales veía cómo seres extraterrestres la sacaban del auto para trasladarla al interior de la nave en donde fue sometida a exámenes médicos poco ortodoxos. El marido otro tanto.

El caso Travis Walton

Este hombre Travis Walton de entonces 22 años de edad era un empleado forestal que trabajaba en Arizona, USA. El 05/11/75 regresaba a su casa tras la jornada laboral junto con cuatro compañeros. En el trayecto, observaron una luz sumamente intensa que provenía del bosque, creyendo que se trataba de un incendio. Al acercarse a la zona, se encontraron con un platillo volador que emitía un extraño ruido muy agudo. A Walton le ganó la curiosidad y se acercó al objeto; un rayo de luz salió de la parte inferior del mismo, el cual lo tomó para llevarlo a su interior. Sus amigos no daban crédito a lo sucedido y acudieron a la policía.
Las autoridades no creyeron esta historia y los acusaron de haberlo asesinado. Cinco días después de la desaparición, cuando todo pintaba mal para sus amigos, Walton fue encontrado a la orilla de una carretera en estado semi inconsciente y desnudo. Superado el trance, contó lo poco que recuerda de sus vivencias con los extraterrestres. Su caso fue llevado al cine con la película “Fire in the sky”. Tiene sus videos 1/2 y 2/2 en Youtube o nuestro resúmen en copia.

El caso Vilas-Boas

En verdad no sé porqué pongo este caso, pero, en fin, es un caso conocido.
Antonio Vilas-Boas (1934-1992) era un granjero brasileño al cual le gustaba trabajar de noche por cuestiones de clima. Según él, el 16/10/57, vio cómo una luz roja proveniente del cielo se le acercó y poco a poco notó que en realidad se trataba de un OVNI. Vilas-Boas narró que pequeños hombres de baja estatura y grandes ojos azules lo llevaron al interior del vehículo. Dice que lo encerraron en una habitación y le echaron una especie de gas. Él describió que esos seres lo despojaron de sus ropas y le extrajeron sangre. Posteriormente, entró en contacto con una mujer, para él “la más hermosa que había visto en su vida”, y mantuvo relaciones sexuales con ella. Al salir de esa habitación cuenta que siguió en la nave algún tiempo más viajando con estos seres. Según él, porque buscaban “mejorar la raza”. Estaban tecnológicamente muy avanzados. Cuando volvió a su casa Vilas-Boas se dio cuenta de que sólo habían pasado cuatro horas, las cuales le habían parecido dos días. Luego, este hombre es abogado y formó una familia, se casó y tuvo cuatro hijos. Hasta el último momento defendió su historia de abducción diciendo que fue real. (ref)

El caso Whitley Strieber

Un escritor estadounidense llamado Whitley Strieber en su libro “Comunnion” de 1987 reveló que en 1985 se encontraba de vacaciones con su familia en una casa a las afueras de Nueva York. En la madrugada del 26 de diciembre escuchó ruidos por lo que decidió inspeccionar el lugar para descartar que se tratara de un ladrón.
En su recámara lo esperaban varias criaturas que lo tomaron de los brazos y lo llevaron a un bosque para, de ahí, trasladarlo a una récamara. Strieber dice haber sido sometido a dos experimentos. En el primero, le clavaron dos agujas en el cerebro y le introdujeron una cánula, semejante a una malla de alambre. Aunque asegura que estos procesos fueron un tanto dolorosos, considera que los alienígenas sólo quieren ayudar a la humanidad.

El caso “Kathie Davis”

Esta mujer, cuya identidad real de nombre y fisonomía se desconoce, según Budd Hopkins en su libro “Intrusos: las increíbles visitas a Cople Woods”, ha entrado en contacto con extraterrestres a lo largo de su vida. De niña tiene vagos recuerdos de cómo su madre la escondía en el armario para protegerla de amenazas provenientes del cielo. En 1977, fue secuestrada de un coche por un platillo volador en el cual, se le practicó una intervención ginecológica. Un año después, sufrió otro rapto intergaláctico, del que se cree, se le realizó para extraerle un feto. En 1979 nuevamente le sucedió esto para introducirle una sonda en la nariz e implantarle un aparato de monitoreo, según indica portalnet.cl. Davis asegura que en el secuestro que vivió en 1983, donde supuestamente los alienígenas le extrajeron óvulos, pudo ver a una niña híbrido extraterrestre, que asegura es su hija entre otros más que desconocería. Estos hechos son la constante en su vida y ahora se dice que sus hijos también son parte del experimento.

El caso Betty Andreasson

El 25/01/67, Betty Andreasson Luca se encontraba en la cocina de la casa con sus padres y deis hijos que ocurrió en la ciudad de South Ashburnham, Massachusetts, EE.UU. cuando notó que entraba por la ventana una luz cegadora. Posteriormente, vio cómo criaturas extrañas vinieron saltando y traspasaban las paredes sin caminar sino como si flotaran y se introducían a su hogar. Gracias a sesiones de hipnosis, Andreasson recuerda que éstos adormecieron a su familia, excepto a una de sus hijas, y le pedían alimento para su mente. Lo único que se le ocurrió en ese momento fue darles una Biblia. Aun así, fue llevada a una nave de 6 metros de diámetro y luego a otra mayor donde, asegura, le metieron una sonda por la nariz y el ombligo y otras intervenciones dolorosas. También afirma que el líder del grupo le dijo: ”Los secretos han sido encerrados en tu mente“. Los describió como de unos 1,5 m de altura el líder y mientras los otros cuatro eran de proximadamente un 1,2 m. Todos tenían cabezas grandes en forma de pera, ojos grandes envolventes gateados y diminutas orejas y narices, sus bocas eran rendijas inmóviles, estaban uniformados; es decir, típicos grises. Fue devuelta a su casa, donde encontró a su familia en estado inconsciente. (ref 1, ref 2)

El caso Linda Napolitano

El 30/11/89, Linda Napolitano (también conocida como Linda Cortile) se encontraba en su apartamento de Lower East Side, en Nueva York, EE.UU. En la madrugada se percató que tres seres la observaban por la ventana de su dormitorio, cuando de repente fue extraída por un potente rayo que desplegó una enorme nave espacial. Así lo narran varias personas que se dicen testigos del hecho, entre ellos el entonces Secretario General de las Naciones Unidas, peruano, Javier Pérez de Cuéllar y sus dos guardaespaldas que más tarde resultaron ser agentes de la CIA. Bajo hipnosis unos días más tarde, se extrajo de la memoria una experiencia en la que salía levitando de su apartamento de gran altura y llevada en un OVNI flotando, dormida, y fue examinada físicamente dentro de la nave por seres de la apariencia de los grises. Budd Hopkins, pionero de las investigaciones extraterrestres, escribió “Witnessed”, en donde narra lo que Napolitano vivió en el interior de la embarcación intergaláctica. Según este libro, la chica convivió con cuatro personas más, incluido el exsecretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Javier Pérez de Cuellar, a quienes los seres de otro planeta les difundieron un mensaje sobre el peligro del desastre ecológico de la Tierra. (ref)

El caso Sammy Hagar

El vocalista declaró en una entrevista al canal de música MTV que hace unos años fue secuestrado por extraterrestres. Samuel Roy Hagar dijo que por muchos años creyó que esto solo había sido un sueño, pero poco a poco ha ido recordando cosas que reafirman que lo sucedido fue realidad. El cantante, sin temor alguno, afirmó que sigue en contacto con estos seres por medio de una antena que tal vez le instalaron en la cabeza. “Dentro de la nave había dos criaturas que estaban conectadas a mi… descargaron algo de mi cerebro o tal vez, colgaron algo en él”, afirmó. Esa no sería la primera vez que él tuviera ese tipo de contactos. En otras ocasiones ha relatado que cuando tenía cuatro años vio cómo un OVNI aterrizó en el patio de su casa. El tema le causa tanta obsesión que su primer disco solista, titulado “Marching to Mars”, contiene varias canciones que hablan de ese tema.

El caso Roger Leir

El ya fallecido cirujano podólogo Roger Leir (1934-2014) dice haber extirpado muchísimos objetos en sujetos abducidos por aliens durante los últimos treinta años. Vea su video cuando lo expresa. Se ha dicho que era uno de los más importantes investigadores en el campo de la evidencia física del fenómeno OVNI. Él l y su equipo quirúrgico habían realizado quince cirugías sobre supuestos abducidos por extraterrestres. Estos objetos han sido científicamente investigados por algunos de los laboratorios más prestigiosos del mundo como Los Alamos Nacional Labs, New Mexico Tech, Seal Laboratories, Southwest Labs, la Universidad de Toronto, la Universidad de York, y de la Universidad de California en San Diego. Sus hallazgos han sido desconcertantes y algunos han sido comparados con muestras de meteoritos. Además algunas de las pruebas muestran anomalías metálicas tales como hierro altamente magnético que carece de forma cristalina, las combinaciones de materiales cristalinos mezclados con metales comunes, el crecimiento del tejido biológico dentro o fuera de las sustancias metálicas, así como las relaciones isotópicas que no parecen ser de este mundo. (ref)

El caso Filiberto Cárdenas

El 03/01/79 Filiberto Cárdenas en las inmediaciones de Okeechobee Road, zona de Miami, Florida, USA, es levitado y abducido por un OVNI en una ruta y aparece al cabo de dos horas a 25 Km del lugar. El auto comenzó a vibrar y la señora Martí y su hija empezaron a gritar. Entonces Cárdenas intentó dirigirse hacia ellas, pero no pudo moverse: había quedado totalmente paralizado y comenzó a elevarse en el aire envuelto en la luz, desapareciendo rápidamente de la vista de sus aterrados amigos. "No me podía mover -recuerda- y cuando estuve como a unos tres metros de altura, perdí el conocimiento".
Cuenta que viajó en un OSNI (Objeto Submarino No Identificado) a una ciudad bajo el mar. Esta gente le comentó de los desastres futuros terrestres. Allí conocería a otro humano que decía vivir hace años con ellos. También le practicaron experimentos médicos. En Wikipedia y su video.

El caso Mark Rowtly

Un tal Mark Rowtly comenta haber sido abducido muchas veces por las noches cuando dormía.

El caso Hickson y Parker

Durante la tarde del 11/10/73 Charles Hickson y Calvin Parker de 42 y 19 años respectivamente, compañeros de trabajo en unos astilleros, estaban pescando en el río Pascagoula, Mississipi, USA, cuando una nave descendió en la orilla y bajaron tres seres haciéndoles levitar hasta su interior. Hickson afirmó que fue examinado pero Parker se desmayó debido al miedo y no recordó con claridad. Los hombres fueron puestos en libertad después de unos 20 minutos. Describieron a las criaturas en forma humanoide a grandes rasgos y de un metro y medio de altura. La piel de las criaturas era de color gris y arrugada, y no tenían ojos o boca que los hombres pudieran discernir. En la comisaría fueron grabadas sus conversaciones en secreto mostrando una total correspondencia con lo que expusieron. (ref)

El caso Próspera Muñoz

En el verano de 1946-7 Próspera "Puri" Muñoz Jiménez (7-8 años) estando en compañía de su hermana Ana (12 años) en una casa de campo situada en las inmediaciones del pueblo de Jumilla, Murcia, España, fue abducida y estudiada en un quirófano, sin recordarlo hasta 1979. Con una nave se acercaron a la casa dos grises pequeños con trajes blancos ajustadísimos, 4 dedos sin oponible, cabeza grande, cuello y extremidades muy delgadas, ojos almendrados. Entraron en la casa pidiendo agua ”que nunca llegaron a tomar” y entablaron una conversación con las niñas. A partir de ese momento Ana, la mayor de las dos hermanas, no recuerda prácticamente nada quedando alejada en un rincón.


Seguido Próspera entró en un estado de conciencia alterado, en el que, como recuerda hoy en día, reconocía a los visitantes como si los conociera anteriormente. En este estado, era consciente de lo que los seres querían, les comprendía perfectamente y se sentía un ser completo y superior, no la niña que era.


Le explicaron en un idioma claro y entendible (la protagonista no recuerda si la comunicación fue verbal o mental) que “habían venido a este plano físico como comandos”.


Los visitantes volvieron a desaparecer, tras asegurar a ambas niñas que regresarían pronto a por una de ellas. Desde su partida, una serie de insólitos acontecimientos rodearon la vida de la familia Muñoz durante los días siguientes. Un hecho muy importante fue que se encontró un olivo centenario extraído de la tierra a la mañana siguiente al encuentro sin huellas cercanas en el terreno.


Entre otras cosas, Próspera apareció con los pies llenos de barro, el camisón descolorido y desgastado (muy propio de objetos que han estado en contacto con radioactividad), la puerta de la despensa se bloqueó y los alimentos se pudrían en su interior con inusitada rapidez, como afectados por algún tipo de radiación.


Los extraños seres, cumpliendo lo que de antemano habían avisado, reaparecieron a los pocos días y acompañaron a Próspera a bordo de un OVNI de mayores proporciones que el de la primera ocasión, que estaba flotando, en plena noche, sobre un gran campo de olivos. La cúpula del OVNI se abrió diametralmente y descendió un haz de luz por donde, tanto la niña como los visitantes, se elevaron hacia el misterioso artefacto.


Una vez dentro le enseñan, a través de una especie de gran ”pantalla de cine”, escenas cotidianas de Próspera y su familia tal y cómo, al parecer, fueron recogidas por los tripulantes de aquel OVNI días atrás. En estas imágenes, los visitantes muestran a las dos hermanas irradiando una extraña e inmensa luz. Como sucede en tantos otros casos de abducción, a Próspera la acuestan sobre una camilla y realizan sobre ella una serie de análisis médicos que concluyen con una operación quirúrgica en la que le es insertado una especie de ”microcápsual” craneal en la base del cuello cerca de una oreja.


En el quirófano los grises vestían de blanco con barbijo como los humanos, y había entre ellos dos mujeres que poseían 5 dedos con el oponible, y le explicaron que era así porque eran el resultado de hibridación humana. Durante su estancia en la nave, uno de aquellos seres con los que sostuvo cierta comunicación, le advirtió que no recordaría nada de aquella visita hasta que transcurrieran, al menos, treinta años. Y así fue.


Luego la dejaron en su morada.


Además hay que sumar a esta singular vivencia el hecho de que volvieron a aparecer hasta en 4 ocasiones más, siempre los mismos seres. Ocurrió años después en la propia Jumilla, en la playa de San Juan de Alicante, en Gerona y en su trabajo como telefonista, mostrando en todas estas nuevas visitas un vivo interés por el estado de la testigo y preocupándose por su condición física. Esta historia se encuentra narrada en el libro "En el Túnel del Tiempo" (1984) de Antonio Ribera, hay muchos videos en Youtube de este testimonio, y el Facebook de la señora es el siguiente.


No quisiera dejar de pasar la oportunidad de nombrar también que hay otro caso en que un humanoide se presenta amigablemente pidiendo un vaso de agua que no bebe, y es el de Doris Rincón en el Zarzal del Valle del Cauca. Puede ir a su link descriptivo.


El caso Fulvio Rossi

Fulvio Fabrizio Rossi Ciocca (1972) es un político, médico y profesor, Secretario General del Partido Socialista y Senador de la República de Chile. Afirma que en 1996 cuando era sólo un estudiante de medicina, él y su pareja perdieron la conciencia mientras manejaban rumbo a Santiago. El inexplicable episodio ocurrió mientras manejaba un automóvil Peugeot por la carretera Panamericana, acompañado por Alejandra, su pareja por ese entonces. “Nosotros acabábamos de compartir un asado con compañeros en San Bernardo. Cuando regresábamos a Santiago, en un minuto determinado, se produjo una especie de cortocircuito en el tiempo. En un minuto estábamos manejando en la carretera y de repente aparecimos en un lugar cerca de La Pincoya, que debe estar a unos 25 minutos del lugar donde perdimos la conciencia. En ese momento mi pareja y yo quedamos muy confundidos, así que fuimos a una comisaría que quedaba por ahí a preguntar dónde estábamos, porque no teníamos la más mínima idea”, relata el senador.
Cuenta que dos colegas que venían manejando detrás de su auto ese día, afirmaron posteriormente que una vez que adelantaron a su Peugeot lo perdieron para siempre de vista, pese a que se mantuvieron unos pocos metros adelante. Para agregar mayor confusión al asunto, el senador agrega que 12 años más tarde, mientras salía de un supermercado de Iquique, un misterioso hombre tocó el vidrio de su auto para recordarle el episodio. “Él me dijo que pensaba que lo ocurrido era una abducción, porque tenía mucha información de estas cosas. Quedé muy sorprendido e impactado no por lo que me dijo, sino porque yo no había contado
públicamente mi experiencia y él no tenía forma de saber lo que me había pasado años atrás en Santiago
”.
Refs.: ref 1, ref 2, ref 3

El caso de John

Sólo tenemos el video que detalla su explicación.

El caso de Rafael Pacheco Pérez


El piloto Rafael Pacheco Pérez 373 el 21/06/76 sale de la ciudad de Morelia, Michoacán, México, en una avioneta, y al cabo de un lapso de tiempo se contacta con un controlador aéreo de la torre de control del aeropuerto de la ciudad de Acapulco (a unos 300 Kms) hablando en español y diciendo que su voz era de un ser
extraterrestre, que Pecheco se encontraba hipnotizado y hablaba a través de él; luego lo hizo en alemán y también en inglés. Al cabo de unas dos o tres horas pide permiso para aterrizar y lo hace en Acapulco, Guerrero, México. No se comprende cómo llegóa allí, había perdido la conciencia, textualmente dijo: "(...) no recuerdo
nada, sólo que sentí que tenía sueño y que estaba a punto de dormirme
". Por otra parte, la cantidad de combustible era insuficiente para dicha travesía al igual que su inexperiencia de vuelo; tampoco sabía hablar en los idiomas que se expresó. El mensaje que habrían dado es el siguiente: “No importa mucho el nombre de
nuestro planeta, ni el nombre de nosotros, lo que queremos es que ustedes tomen el camino correcto, que únicamente se logra a base de trabajo y a base de esfuerzo, y que logren salir de esta desviación tan errónea de que han sido objeto ustedes mismos por su propia voluntad
.” (ref 1, ref 2)

El caso de Lonko Martin Antiman

En el pueblo de General Viamonte, Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, Argentina, hacen una entrevista al cacique mapuche Lonko Martin Antiman que explica, entre varias experiencias (1954, 1982 y 1997), el haber sido abducido y llevado a una nave espacial, como asimismo haber hablado con seres extraterrestres. Vea una breve descripción de una de sus experiencias en junio de 1982. Destaco que en uno de los lugares que dice haber estado, el mismo era "iluminada por el mismo resplandor que hacía esa luz"; momento 13:02 del video.(ref 1, ref 2)

El caso Juan Fatorell

Juan Fattorel productor local tendría unos 41 años cuando la noche del 19/02/83 dice haber sido teletransportado por un OVNI. Iba con un Renault 12 y en la intersección de la Av. Roca con la ex Ruta 22, zona de Allen, Río Negro, Argentina, comenzó a frenarse lentamente y se apagó la luz del tablero; seguidamente escuchó una especie de zumbido y vio un objeto a no más de 10 metros de distancia de unos dos metros de altura por 1,5 metros de ancho, suspendido a no más de medio metro del altura sobre el asfalto balanceándose suavemente con cortos movimientos de ascenso y descenso, no emitía luz alguna pero presentaba un brillo metálico “como de aluminio”. Luego escuchó una voz grave, agresiva e imperativa que le decía “Bájese!”. Fattorel llevó su mano derecha hacía la llave de contacto y en ese momento sintió dolor “como de fuego” en la zona del cuello y perdió el conocimiento de inmediato. Despertó boca abajo, quiso ubicarse, estaba completamente ciego, intentó incorporarse, sintiéndose como “si saliera de una anestesia” con un fuerte dolor en la parte posterior del cuello, un ardor insoportable en sus ojos y un fuerte zumbido en sus oídos. Él ignora cuánto tiempo permaneció en esa situación. Una semana más tarde todavía sufría dolores en las piernas, tenía cierto grado de fotofobia, y presentaba ciertas marcas: dos en cada mano (ambas perfectamente circulares y equidistantes), dos a cada lado del cuello y en las yemas de los dedos tenía varias ampollas en fase de cicatrización. Dice un testigo que el día en que fue a verlo luego del incidente aún tenía marcas extrañas en sus manos; que eran como “ventosas” que habían estado en los antebrazos y manos, dejando sus huellas por succión. (ref)

El caso Carlos Vommaro

La noche del 11/02/80 el joven de 22 años Carlos Vommaro viajaba por una ruta vecinal en la zona de Ingeniero Huergo, Río Negro, Argentina, cuando ve a unos 200 metros y distancia y 30 metros de altura un objeto luminiscente en forma de "L" separada levemente de una forma luminosa rectangular, como una pantalla o un "televisor" según las propias palabras del testigo, y en cuyo vértice podía observarse una especie de "estrella" mucho más luminosa que el conjunto. Las dimensiones del rectángulo, según el testigo, eran de 40 por 50 centímetros y las de la "L" luminosa de 2 metros de altura por 1,75 metros de ancho. Seguidamente ve que sale una luz del OVNI hacia él y se siente desvanecer y debilitado, esforzándose entonces sale del vehículo y va a la ruta a pedir auxilio que, al no recibirla, vuelve entonces y se dirije próximamente a la comisaría y observa que había transcurrido una hora desde el desvanecimiento. El objeto se habría retirado. (ref)

El caso de Carlos Acevedo y Miguel Ángel Moya

El 23/09/78, los competidores de un rally conducido por Carlos Acevedo y acompañado por Miguel Ángel Moya en un Citröen GS 1220 a eso de las 03:00 hs en una ruta en la zona de la localidad de Carmen de Patagones, Buenos Aires, Argentina, verían una luz en el camino que iluminó todo el interior del vehículo, muy brillante, de color amarillo con algunos tintes violáceos; seguidamente observaron encontrarse a unos dos metros del suelo y seguía levitándose sin control. Seguidamente
perdieron la noción del tiempo y, de pronto, sintieron una sacudida y notaron que el automóvil estaba nuevamente en tierra, en la ruta y de contramano, y vieron alejarse la luz que iluminaba con una forma cónica: "(...) sería como de cuatro o cinco metros en la base y dos o tres en la cúspide, y de unos seis metros, quizá siete, de altura (...). Unos segundos después la luz se, ¿como podría decirlo?, se retrajo ...o se levantó como una cortina, de abajo hacia arriba (...)". Más tarde se dan cuenta que en la travesía realizada de desde la ciudad de Viedma a la de Pedro Luro el cuentakilómetros acusaba una medida de recorrido de 52 Km (cuando la distancia geográfica es de 127 Km), y transcurridos 75 min (cuando el tiempo debió haber sido de 02 hs 20 min ). También constatarían que el depósito secundario estaba absolutamente vacío, pese a que había sido llenado con 40 litros en la ciudad de Viedma. (ref)

El caso de Severino Porchietto y Atilio Brunelli

El 16/07/72 en la localidad de Balnearia, Córdoba, Argentina, se despiden de una fiesta a las aproximadas 02:20 hs. viajando en automóvil Ford Falcon por la Ruta 19 conducido por Severino Porchietto y acompañante Atilio Brunelli con destino a la ciudad de Córdoba, Córdoba, Argentina. La marcha era regular y sostenida, oscilando la velocidad entre 80 y 100 Km/h, según los accidentes propios del camino. Durante el trayecto se sorprendieron, a la altura de la localidad de Arroyito, por un relámpago nocturno, tras el cual pasaron junto a una suerte de "tren" con grandes ventanillas anaranjadas. Pocos minutos después repararon que se aproximaban a una población que por sus luces pensaron que se trataba de Río Primero, aunque les extrañó sobremanera tal circunstancia ya que no habían traspuesto otras localidades no menos importantes como Tránsito y Santiago Temple. Súbitamente se enfrentaron con una curva hacia la izquierda que no correspondía a las
características del lugar; la sorpresa fue recíproca ya que conociendo perfectamente la ruta no esperaban esa desviación. Al llegar sus casas notaron que eran las 03:30 hs, lo que determinaría haber recorrido 185 kilómetros en apenas una hora; como asimismo que el combustible gastado era la mitad del normal. (ref)

El caso de Carl Higdon

Un caso conocido el 25/10/74 es el de un cazador por nombre Carl Higdon que se hallaba cazando alces a lo largo del límite norte del Bosque Nacional Medicine Bow, en Medizing Vou Forest, Wyoming, EE.UU.
Había estado buscando cazar durante varias horas cuando vio a cinco alces pastando en un campo cercano. Él entonces levantó su arma, apuntó y apretó el gatillo. Para su sorpresa, la bala fue a mitad de camino, se detuvo y cayó al suelo.
Seguidamente entonces se dio cuenta de que había una figura de aspecto inusual cerca de él que parecía humana excepto que tenía la piel amarillenta, una cabeza inclinada, piernas arqueadas y estaba vestido con un extraño traje negro con un cinturón ancho.
Se sorprendió cuando el humanoide lo invitó a bordo de un OVNI que sólo entonces se dio cuenta que estaba y, antes de darse cuenta de lo que estaba pasando, se encontró atado a una silla dentro de la nave. Luego sintió una sensación de movimiento y le dijeron que habían viajado a 163.000 "millas de luz". En ella vio lo que parecía ser una ciudad de aspecto futurista. A su vez, mientras se encontraba a bordo de la nave, se dio cuenta de que los cinco alces también se los habían llevado a bordo y habían sido puestos en un cubículo en el que ninguno de ellos podía moverse. Higdon fue informado por los extranjeros que se necesitaban los alces para propósitos reproductivos. Después de un corto tiempo, Higdon fue devuelto. Hay una descripción del momento en un artículo que puede ver. (ref)

En esta experiencia rescato dos cosas importantes: una, que el proyectil fuera detenido como el caso de las patrullas DMZ; y otra sengunda, donde las intenciones del secuestro de animales parece una fija (vea los casos de interés por los animales).

El caso Julio Platner

Julio Platner (fallecido en el 2018 a los 67 años), de 33 años, agricultor y comerciante de la localidad de Winifreda (-36.224615, -64.235712), La Pampa, Argentina, la noche del 09/08/83 mientras se dirigía hacia la entrada de una finca se salió de su camioneta para abrir la tranquera de entrada y de pronto vio una masa luminosa de luz lanzándose hacia él, que le pareció la luz de una "soldadura autógena" y produjo un sonido similar al de una urbina. Instintivamente intentó de cubrir su cara con su brazo derecho, pero perdió el conocimiento. Cuando su conciencia volvió se encontró sobre una camilla o "un sillón, parecido a lo que los dentistas usan", rodeado por cuatro seres que lo observaban. Como pudo notar, la habitación era amplia y esférica, sin esquinas notables y las paredes parecían que estaban acolchadas. El lugar estaba bien iluminado, pero no pudo identificar ninguna fuente de luz convencional. Estima que permaneció en esa sala por unos cinco minutos.
Los seres que lo acompañaban tenían una forma antropomórfica, eran proporcionados en altura, estimado a 1,60 metros. Dos de ellos estaban delante de él y los otros dos en cada lado y levemente detrás de él. Uno de los seres tenía senos, por lo que identificó a éste como una mujer. Los ojos eran grandes, redondos, fijos y no tenían párpados, y en vez de encontrarse hundidos en una cavidad sobresalían de la cara. Los labios eran finos, similares a los de los humanos y la nariz era chata y tenía dos pequeños agujeros. Sus movimientos eran suaves y lentos que dio la sensación de que se deslizaban en lugar de caminar. Platner describió el vestuario como "una sola pieza ajustada al cuerpo" de un color gris-verdoso, pero le dio la impresión de que se integraba con la piel, sin que se notara las costuras o los bordes de la tela.
Seguidamente hay contacto telepático y sufriera una intervención de aparente extracción de sangre y luego recuperó la conciencia dentro de su camioneta a veinte kilómetros del lugar original y sin rastros de huellas dejadas. La llave estaba en su lugar, pero el motor estaba apagado, lo mismo con las luces de los faros, que antes estaban encendidas. El vehículo arrancó sin problemas. Vea en 1999 su testimonio y también este otro similar en el 2017. (ref)

Es de destacar que este caso en lo que respecta a la abducción es similar a la forma, su missing time y lugar (zona de Santa Rosa, La Pampa, Argentina) que el caso de Alberto Tavernise y lugar al caso de Sergio Pucheta.

El caso de Sergio Pucheta

El 02/03/06 el cabo Sergio Pucheta de la Policía de La Pampa, de 31 años, casado y esperando un hijo, aseguró haber contactado a humanoides que le transmitían órdenes en forma telepática, tras permanecer desaparecido durante 18 horas y ser buscado por decenas de compañeros, en un paraje conocido como “Cruce de las cañas” en la zona rural de Dorila (-35.775630, -63.717209), cercano de la ciudad de General Pico, La Pampa, Argentina. El suboficial alcanzó a
decir, antes de perder contacto radial con la base y desaparecer, que “había algo raro” y se aprestaba a investigar. Poco después de la transmisión en la que el suboficial pedía apoyo, al llegar a su posición, sus compañeros comprobaron que el policía ya no estaba y en el lugar habían quedado su motocicleta, su casco, el handie utilizado en la comunicación, su arma reglamentaria y parte de su uniforme. Desde entonces se inició un intenso rastrillaje realizado por personal de todas las
dependencias policiales que terminó recién unas 18 horas más tarde, cuando un productor rural encontró al policía, unos 20 kilómetros del lugar acurrucado en una cuneta y en apreciable estado de shock y sin presentar signo de violencia física. (ref)
Es de destacar que este caso en lo que respecta a la abducción es similar al lugar (zona de Santa Rosa, La Pampa, Argentina) que el caso de Alberto Tavernise y el caso de Julio Platner

El caso de Alberto Tavernise > ir a su link

El caso de Wilson Arriola

El señor Carlos Wilson Arriola Aguirre, de 60 años (2016), del barrio La Estación, ciudad de Minas, Departamento de Lavalleja, Uruguay, cuenta que a lo largo de su vida ha sido abducido oníricamente en su dormitorio en varias oportunidades, con pruebas y estigmas físicos en su cuerpo de los resultados, y dando testimonio de que los alienígenas tenían la forma de los conocidos grises, y que fue realizado dicha experiencia contra su voluntad e inclusive que le extrajeron material genético. Dice haber quedado indignado por esto último ya que no justifica una descendencia sin conocer a su o sus hijos. Su video.

El caso de Ivo Dugour y Néstor Berlingieri

Dos funcionarios bancarios, Ivo Dugour y Néstor Berlingieri, en el mes de mayo de 1972, en la Ruta Nacional Nº 2, zona de la localidad de Maipú, Buenos Aires, Argentina, viajando de noche en un automóvil Ford Falcon sintieron una injustificada y repentina fuerte somnolencia. Estacionaron el vehículo para descansar y luego de aproximadas dos horas, despertaron alarmados al comprobar que el auto avanzaba en medio de la ruta sin chofer a 20 o 30 Km/h con el motor apagado. No observaron ningún OVNI ni escucharon nada.
Si bien esta experiencia es ajena directamente al encuentro con los OVNIs, no dejaría de llamar su atención con el paralelismo que tien con los fenómenos observados en Cauquenes, Chile, en junio y julio de 1968; en Draguignan, Francia, el 19/10/73; en las cercanías de Mansfield, Estados Unidos, el 10/10/73 (caso del helicóptero militar del capitán Larry Coyne); entre varios otros. (ref)

El caso de Alejandra Silvain

Esta mujer de nacionalidad argentina, que no ha dado a conocer su rostro, recuerda conscientemente todos los detalles de su secuestro a la edad de 5 años en enero de 1969 en la zona del balneario de Marindia, departamento de Canelones, perteneciente al municipio de Salinas, Uruguay. En su relato nos habla de un rapto nocturno a toda su familia y específicamente en el caso de ella que participaron simultáneamente los pequeños grises y tres entidades reptilianas que los dirigían. Tomaron muestras de sus ovarios y le dijeron que irían a procrear con el material extraído. Sufrió una intervención muy dolorosa. Y no sólo eso, sino que cuando la dejan en tierra luego del transporte de una haz luminoso descendente de la nave, se aproxima una nueva nave y donde descienden otros de aspecto humano, esbeltos y luminosos, pidiéndole disculpas y diciendo que este efecto no debía haber ocurrido, y seguido se prestan a perseguir a la nave de los ultrajadores. (ref)

El caso de Vivian Figueroa

En el año 1983 en la ciudad de Rancagua, Cachapoal, Chile, la entonces niña Vivian Figueroa habría sido abducida por un OVNI. Su testmonio.
El relato se completaría después de una hipnosis: "Pude recordar que fui envuelta en un haz de luz, que sentí un calor enorme en todo mi cuerpo y que no podía moverme. Luego aparecí en un gran salón iluminado donde habían enormes pilares de luz. Seguía paralizada y sólo podía mirar en una dirección; presentía eso sí que me observaban dede lo alto del objeto. Y apareció, como de la nada, una extraña muralla anaranjada que me puso muy nerviosa ya que apreciaba como -lentamente- una sombra se aproximaba desde atrás de ese muro. Mi miedo fue mayor cuando vi una entidad luminosa de cuerpo humanoide y grandes ojos brillantes. Cuando este ser me observó, mi temor pasó de inmediato y sentí una extraña sensación de familiaridad con él". Posteriormente Vivian observaría al ser girando sobre su eje, desapareciendo en la misma muralla por donde se había manifestado. Ella, a su vez, continuaba paralizada y su cuerpo -que levitaba- atravesó ese mismo muro. Posteriormente relata: "Comenecé a viajar por un frío túnel azul y descendí levemente sobre el pasto cerca de mi casa". (ref)

El caso de Dionisio Llanca

El 28/10/73 Dionisio Llanca de 25 años de edad estando solo y mientras le cambiaba una rueda pinchada a su camión Dodge 600 cargada con materiales de construcción a la 01:15 hs de la madrugada, en la banquina del kilómetro 705 de la ruta 3 (aprox. -38.706738, -62.481698), provincia de Buenos Aires, Argentina, dos hombres y una mujer vestidos con trajes grises ajustados y con botas y guantes de color amarillo, aparecieron de la nada a su lado. Su descripción fue del tipo de los conocidos como nórdicos (1,70-75 m de altura, frente ancha, pelo rubio, ojos oblicuos, ella de pelo largo).

A unos 7 metros de altura, sobre una arboleda que también sobrevive al paso del tiempo, estaba suspendida una nave, a la que describió como de unos 4 metros de diámetro y silenciosa como la noche en el medio del campo. Antes, sólo había notado que una luz amarilla se acercaba por la ruta. Según su relato, en ese momento quedó inmovilizado, aunque contó que no fue por el miedo, sino porque una fuerza desconocida se lo impedía. Pudo escuchar a los seres hablando entre ellos en un idioma que le resultaba indescifrable, hasta que uno lo levantó por el cuello y otro le pinchó uno de sus dedos. Lo último que vio fueron dos gotas de sangre que se deslizaban desde el índice hacia el piso y la mirada fija de la mujer. Luego perdió la conciencia.

Cuando despertó, aproximadamente entre las 02:00-03:00 hs, se encontraba en el predio de la Sociedad Rural de Bahía Blanca (-38.6980549,-62.3314159), tirado junto a unos vagones y a unos aproximados 13 kilómetros de donde todavía se encontraba estacionado su camión, que fue recogido por la policía horas más tarde. Hasta el 30/10/73 tuvo un estado de amnesia que le impedía recordar su nombre, el episodio, dónde nació, quiénes eran sus padres, el camión ni su casa; poseía un fuerte dolor en el lado del lóbulo parietal derecho. Empezó a caminar desorientado y sin rumbo como "robot" por la ruta 3 hasta que un hombre que pasaba lo condujo al destacamento policial. No fueron tocados su dinero personal, tampoco la documentación en el camión que se lo encontró con el ckiquet puesto y una rueda sacada.

Por trance hipnótico dijo que subió a la nave por un rayo de luz, que tenía una sola ventana, muchas palancas, varios monitores y una radio, que además de hablarle en nuestro idioma, repetía que eran amigos de los humanos y que venían de un lugar secreto. Antes de liberarlo le prometieron que algún día volverían a buscarlo.

También describió un detalle que se utilizó para darle sustento de veracidad a la investigación. Que mientras estaba en el OVNI se desplegaron dos mangueras: una tomó contacto con un charco de agua y la restante, con un cable de alta tensión. Casualidad o no, esa misma madrugada la ciudad padeció una baja importante de tensión que se percibió en diferentes barrios, que según fuente oficial habría sido una falla en un transformador ubicado en Ingeniero White.

Atestigua con los años que dejaron dañado su cuerpo: "Se me caía la piel de todo el cuerpo y por momentos se me enrojecían tanto los ojos que parecía que me iba a quedar ciego. Los médicos me decían que tenía índices de exposición a radioactividad, aunque lo peor de todo es que de vez en cuando veía la luz del OVNI", dice. Incluso, cada vez que se lava las manos, asegura que todavía puede verse un pequeño orificio que le hicieron cuando lo inyectaron por segunda vez, arriba de la nave, mientras una especie de parlante le hablaba en español y le prometía no hacerle daño. También asegura tener una marca en su párpado izquierdo, que surge con mayor claridad cuando se moja la cara y se mira al espejo. Esa se la hicieron con un guante que tenía algo así como tachuelas.

Para eso del año 2013 concluye: "Si me volviera a pasar lo de aquella noche, no se lo contaría a nadie. Me hizo mucho mal, me difamaron y usaron. En estos 40 años estuve internado por diferentes problemas emocionales y de salud en hospitales de Rawson, Mendoza y Buenos Aires".

Refs.: ref 1, ref 2

El caso de María Rivera

El matrimonio Nelson y María Rivera vivían con una hija de 17 años en el municipio de la Aguada, Puerto Rico, proximadamente en las coordenadas (18.398611,-67.177222). Los fondos de su casa daban a una espesa arboleda que termina en el mar y cerca nomás está la torre de transmisión militar estadounidense Aguada (18.398611, -67.177222).

Después de tener en su propiedad (adquirida en el 2005) la mujer varios avistajes de luces y zumbidos extraños durante años, el 26/04/06 a eso de las 03:00 hs ve junto a su hija dos pequeños grises en los fondos de su casa. La menor vuelve a recostarse y ellos telepáticamente le piden a su madre que le otorguen acceso de puerta pero ella se niega, hasta que entra en somniolencia y se despierta en su cama. Para las 05:00 hs su hija no la vio en su lecho y su esposo que se levantara a las 08:00 hs vio la puerta de atrás abierta, cosa por la cual se deduce que habría sido intervenida. Para el 01/05/06 vuelven por la noche repetirse luces y zumbidos del mismo tenor.

Puede recurrir a esta imagen descriptiva.

Seguido, el 05/06/06 a eso de ls 03:00 hs al pasar por un pasillo de su casa ve afuera nuevmente a otro gris. Días posteriores se siguieron viendo luches y escuchando sonidos extraños en la espesura de la arboleda de los fondos de su casa.

Para el año siguiente deciden mudarse al barrio contigüo Mamey de Aguada porque su perrita había desaparecido un noche estando encadenada, y el 03/11/07 es visitada, inmobilizada e intervenida por 5 o 6 grises de distntas alturas en su alcoba y la curan de todos los problemas oncológicos que tenía.

Refs.: ref 1, ref 2

Varios


Se dispone de la supuesta filmación de la abducción de un animal pastando realizada en el 2014. Creo que es demasiado "buena" para ser cierta. Ver video.
  
WebMdP  -  Visualización con Pantalla en 1024 píxeles y Fuente en tamaño Mediano